Una acción rápida de la Justicia a pedido del Gobierno

Una acción rápida de la Justicia a pedido del Gobierno
La Justicia ya investiga las amenazas de muerte que recibió Cristina Fernández de Kirchner el mismo día y a la misma hora en que comenzó el juicio contra represores de la ESMA. Después de presentar la denuncia ante la Cámara Federal porteña, el Gobierno dio a conocer públicamente que el viernes, mientras la Presidenta viajaba en helicóptero de Olivos a la Casa Rosada, se registraron interferencias con una marcha militar y una voz que decía "maten a la yegua". El expediente quedó en manos del juez federal Ariel Lijo y el fiscal Eduardo Taiano, quien ya pidió la intervención de especialistas para intentar localizar el origen de los mensajes.
A pedido del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, el encargado de presentar la denuncia por "delito de acción pública" fue el procurador general de la Nación, Esteban Righi. Ayer a primera hora, el jefe de los fiscales llevó a tribunales una carpeta con la descripción de los hechos y las desgrabaciones de las comunicaciones en las que se escucharon las cuatro interferencias.

Taiano solicitó al juez Lijo que ordene la intervención de la División de Delitos Tecnológicos de la Policía Federal o del área que crea necesaria para investigar de dónde provinieron las interferencias. En el requerimiento también pide que se cite a declarar como testigos a las personas que viajaban en el vuelo del helicóptero H-03, entre ellos a los pilotos vicecomodoro Alejandro Galliani Mazzuchi y el mayor Oscar Luzardo.

Según informaron fuentes judiciales, determinar el origen de las interferencias no será tarea fácil. "Es un tema de pura tecnología y son tantas las posibilidades que pudo haber sido desde cualquier aeronave", explicaron desde Comodoro Py. El propio jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, precisó que este tipo de comunicaciones, llamadas DHF, "no se pueden interferir desde otro lugar que no sea otra aeronave o un lugar de tierra que esté preparado para el control aéreo".

Amenaza al fiscal

La noche del viernes en que se produjo la interferencia, la madre del fiscal federal Eduardo Taiano recibió una extraña llamada. "Dormí tranquilo, tío, esto es un mensaje para Federico", dijo una voz al teléfono, al citar el nombre del hijo del fiscal. En diálogo con Crítica de la Argentina, Taiano consideró que la amenaza a su mamá tiene relación con las interferencias al helicóptero oficial. Su hipótesis se basa en que él fue el fiscal que elevó a juicio oral las causas contra Alfredo Astiz, Jorge "Tigre" Acosta y otros 14 represores de la ESMA que el mismo viernes comenzaron a ser juzgados por delitos de lesa humanidad.

Comentá la nota