Sin acceso a los mercados, el Gobierno se financia con más de $ 7000 millones de fondos públicos

Emitió dos pagarés, uno por $ 7000 millones de pesos y otro por $ 49,6 millones para el Ministerio del Interior y de Trabajo; además lanzó una letra por $ 40 millones que será suscripta por el Fondo Fiduciario de Refinanciación Hipotecaria
Sin acceso a los mercados voluntarios, el Gobierno volvió hoy a recurrir a las arcas del Estado y, con las elecciones legislativas de octubre cada vez más cerca, se financiará con más de 7000 millones de pesos de dependencias públicas.

Según puede leerse hoy en el Boletín Oficial, el Ministerio de Economía colocó títulos por 7089,6 millones de pesos en dependencias públicas superavitarias para enfrentar vencimientos de deuda.

Las emisiones se realizaron en moneda local mediante dos pagarés, uno por 7000 millones de pesos y otro por 49,6 millones de pesos, y una letra por 40 millones de pesos. Estos fueron financiados con fondos de los Ministerios de Interior y Trabajo.

Pero además de financiar los planes del Estado, los pagarés no devengarán intereses, por lo que lo devuelto por el Estado a las dependencias será una cifra menor a la tomada. Esto papeles tienen fecha de emisión 30 de diciembre de 2008 y vencimiento el 30 de marzo de 2009, y amortización íntegra al vencimiento.

La letra, también a 90 días y con fecha de emisión del 4 de diciembre, pagará al vencimiento un rendimiento similar a los bonos que emite el Banco Central semanalmente para plazos similares. Será suscripta directamente por el Fondo Fiduciario de Refinanciación Hipotecaria.

El canje internacional. El Gobierno lanzará en los próximos días el tramo internacional de un canje de los denominados Préstamos Garantizados (PG), tras concluir la fase local hace dos semanas.

La operación incluiría títulos por 8000 millones de pesos y tendrá las mismas características que el canje local: un bono al 2014, con interés fijo del 15,4 por ciento en el primer año, y luego tasa variable.

El Gobierno cerró el canje de los títulos en manos de acreedores locales por un total de 15.500 millones de pesos sobre los 15.600 millones elegibles, con un recorte de capital del 2%, lo que que significó la postergación de vencimientos de deuda por más de 1500 millones de dólares en 2009. Para la fase internacional, las expectativas del Gobierno no son tan optimistas, ya que espera una aceptación de entre el 40 y el 50 por ciento.

Comentá la nota