"Acceder a los mercados de crédito no significa claudicar ni arriar ninguna bandera"

El ministro de Economía Amado Boudou participó del cierre de las XXXIX Jornadas Tributarias del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas y defendió la apertura de la renegociación del canje de la deuda.

El ministro de Economía, Amado Boudou, defendió ayer la reapertura del canje de la deuda con los bonistas y aseguró que "volver a acceder a los mercados de crédito no significa claudicar ni arriar ninguna bandera". Lo hizo ayer en la ciudad en el cierre de las XXXIX Jornadas Tributarias del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas.

Boudou además confirmó que en diciembre se darán los primeros pasos con el Club de París. Pero no sólo eso: en el día que anunció que el superávit de octubre superó los 700 millones de pesos y creció el déficit financiero cuestionó a los medios y sostuvo que es muy difícil "la relación entre lo que pasa y cómo es interpretado".

El ministro de Economía expuso ante los graduados en Ciencias Económicas acompañado en el panel principal por el intendente Gustavo Pulti; el secretario de Economía del Municipio, Mariano Pérez Rojas y el presidente del colegio, Andres Saladino.

En un principio, Boudou destacó la gestión de Pulti. "Es la mejor desde que volvió la democracia", dijo sin ahorrar elogios. Y enseguida defendió al Gobierno por volver a negociar con el Fondo Monetario Internacional, después que el gobierno saldara toda la deuda con fuertes críticas al organismo. "Desde algunos sectores se dice que esto es una claudicación, que tiene que ver con arriar algunas banderas, pero quiero decirles que justamente es todo lo contrario", aseguró. Y argumentó: "La tarea del 2003 a la fecha tiene que ver con poner en valor el cuidado de las cuentas fiscales, la recaudación y el volumen en que se hacen las erogaciones.".

Boudou también aseguró que "en toda la historia de la Argentina hay sólo ocho años con superávit primario". Y los enumeró: uno con Hipólito Yrigoyen, uno con Menem y los restantes con la gestión kirchnerista. La cita no fue casual: ayer los varios medios resaltaron el déficit financiero y no las cifras de octubre de este año, donde el superávit superó los 700 millones de pesos. "Se nos hace muy difícil la intermediación mediática; se nos hace muy difícil la relación entre lo que pasa y cómo es interpretado. Sin dudas son muchas las cosas que quedan por hacer pero es mucho lo que se va haciendo", afirmó.

Por otra parte, Boudou dejó abierta la posibilidad de que el próximo encuentro bilateral entre Argentina y Brasil se realice en la ciudad. "Habrá reuniones periódicas cada 45 días. La primera se realizará alrededor del 15 de enero en Buenos Aires o Mar del Plata".

Después de su exposición, Boudou habló con LA CAPITAL y habló de la difusión de las cifras económicas de octubre, la reapertura del canje de la deuda y las negociaciones con el Club de París.

- ¿Le molestó que la difusión de algunas cifras se hayan interpretado negativamente?

- Ya estamos acostumbrados. Lo bueno es cuando uno puede tener contacto cara a cara porque ahí no hay decodificación, es tal cual se presenta. Jauretche decía que ese espíritu de autodestrucción ha sido un instrumento de dominación en otras épocas. Nosotros apostamos a los argentinos, como queda claro con la apuesta al mercado interno, con la apuesta a conservar el valor de la moneda, a la inversión pública y privada. Esta es la diferencia porque muchas veces se oyó hablar de que en los '90 había buen clima de negocios. ¿Buen clima de negocios? Había convertibilidad con déficit fiscal. Al que hizo negocios le fue muy mal. Nosotros vemos que en esta etapa, al que apostó a la Argentina le fue bien.

- ¿Cómo va la negociación con los bonistas por la reapertura del canje de la deuda?

- Hemos dado un paso muy importante que es la sanción por parte del Congreso de la Nación de la autorización para seguir avanzando. La Presidenta había tomado la decisión de enviar una ley al congreso, que tuvo un amplio apoyo. Estamos trabajando en refinar al máximo posible la propuesta definitiva porque queremos que la solución sea aceptable para los bonistas pero sea la mejor posible para la Argentina, porque justamente parte del éxito va a ser seguir con la temática del canje anterior.

- Habló de negociar con el Club de París, ¿ya se hizo un primer contacto?

- Sí. Estuve con dos instituciones de Francia cambiando ideas, discutiendo. Esperemos que los primeros pasos se puedan empezar a dar en diciembre.

Comentá la nota