Accastello: "Córdoba no debe ser una isla"

Insistió el candidato a senador del Frente para la Victoria en respaldar las políticas del gobierno nacional. Cuestionó que vayan al Congreso legisladores que se opondrán sin tener la mayoría para imponer sus proyectos.
El candidato a senador del Frente para la Victoria, la Equidad y la Justicia Social, Eduardo Accastello, reunió ayer en el Comando de Campaña de la Capital a 120 intendentes y dirigentes del interior, ocasión en la que ratificaron su adhesión al gobierno nacional, y la necesidad que Córdoba "lleve al Congreso legisladores que le permitan dejar de ser una isla".

El concepto se popularizó durante el gobierno del radical Eduardo Angeloz, quien gobernaba una provincia primero enfrentada con el gobierno nacional de Raúl Alfonsín, y después con el aislamiento que sufrió con el gobierno peronista de Carlos Menem, quien finalmente terminó viendo cómo la ínsula se hundía sin ánimo de arrojarle ni un chaleco salvavidas.

Accastello, ante la dirigencia peronista kirchnerista que respalda su candidatura, hizo hincapié en que "la provincia no necesita legisladores que vayan al Congreso a hacer la contra al gobierno nacional, sino a trabajar para traer cosas que le solucionen la vida a la gente".

Las definiciones de Accastello partieron del convencimiento de que el kirchnerismo ganará las elecciones del 28 de junio y quienes ingresen por la minoría no tendrán la fuerza política para imponer los proyectos: "Los otros tres candidatos (en alusión a Ramón Mestre, Eduardo Mondino y Luis Juez) están en contra mientras nosotros apoyamos este modelo", dijo Accastello.

"De qué sirve que sean legisladores que vayan en contra del gobierno nacional cuando no serán mayoría en el Congreso y no tendrán ninguna posibilidad de imponer sus proyectos", expresó el intendente de Villa María.

En otro tramo de la reunión se evaluó los resultados de la visita de Alicia Kirchner, quien estuvo en el Poliderportivo Carlos Cerutti entregando 1.100 jubilaciones no contributivas, y afirmó que en los próximos días vendrán más funcionarios nacionales a desplegar los proyectos que se tienen para la provincia.

Entre las definiciones que se le escucharon al candidato a senador ratificó su condición de peronista, por sobre la de kirchnerista en una estrategia que siguen Daniel Scioli en provincia de Buenos Aires, y Carlos Reutemann en Santa Fe, en un intento de provincializar los comicios e irse ubicando en la interna del Partido Justicialista.

Hay que recordar que Accastello debió ir en la lista del Frente para la Victoria luego de que un congreso del peronismo cordobés decidiera ratificar la candidatura a senador de Eduardo Mondino, a quien los kirchneristas habían calificado como un dirigente sin militancia en Córdoba como para calzarse este traje.

Para los referentes del PJ como del Frente para la Victoria, en los comicios del 28 de junio estará en juego también los posicionamientos para definir quiénes en el 2011 ostentarán las candidaturas a gobernador de la Provinvcia e intendente de la Capital.

Repudio

El Partido Justicialista de Jesús María denunció que por cuestiones políticas se le pidió la renuncia a un médico del Dispensario de Estación General Paz, y repudió este acto. Se trata del ex intendente de Jesús María Lucas Torres, quien desde hace ocho años se desempeñaba en ese centro asistencial para atención de las personas de la tercera edad.

El profesional había participado el último domingo de un acto que presidió el candidato a senador nacional por el Frente para la Victoria por la Equidad y la Justicia Social, Eduardo Accastello, en Jesús María.

Antes de ayer (lunes) el jefe comunal de la localidad Carlos Borgobello, integrante de Unión por Córdoba y candidato a diputado del mismo partido, le hizo llegar la notificación de que finalizaba su contrato laboral y según manifestó el propio Torres, Borgobello le dijo que "toda la gente que no estaba con él se tenía que ir».

Comentá la nota