Accastello no avala la usurpación, pero hará gestiones para ayudarlos

Lo dijo al ser consultado sobre las tierras que vecinos tomaron en barrio Roca. Indicó que la intención es "ayudarlos a que puedan no equivocarse". Tiene pautadas reuniones en Buenos Aires por el tema
El intendente Eduardo Accastello confirmó ayer que tiene pautadas audiencias en Buenos Aires con los dos organismos vinculados con la administración y control de los bienes férreos. También dijo que estuvo en barrio General Roca aunque no se entrevistó con los vecinos, que la intención es "ayudarlos a que puedan no equivocarse" y ratificó su compromiso de "ver el tema". Igual aclaró que no acompaña la usurpación porque sale fuera del marco de la ley.

Cabe recordar que desde hace una semana, familias de los barrios Roca y Roque Sáenz Peña tomaron dos hectáreas que pertenecen al ONABE y las distribuyeron entre 55 familias para la construcción de viviendas. Más de la mitad, incluso, ya comenzó con el cavado de los cimientos.

"Me voy a ocupar a nivel nacional de ver los temas que tienen que ver con los títulos de la tierra y ver cómo lo podemos resolver. Yo nunca acompaño una usurpación del punto de vista que sale fuera del marco de la ley, pero hay un factor humano que tenemos que atender y voy a trabajar fuertemente con el Gobierno nacional para analizar qué podemos hacer al respecto", indicó.

Aseguró que no teme que la situación se replique en otros terrenos.

"No avalamos estas situaciones -apuntó- pero vamos a hacer las gestiones porque hay cuestiones humanas. Como intendente de la ciudad no avalo lo que hicieron pero no quiere decir que no me ocupe, me tengo que ocupar y me voy a ocupar".

De regreso

Accastello regresó ayer a la actividad luego de una semana de vacaciones de invierno. Su primera aparición pública se dio en el marco de la entrega de 14 viviendas del Plan Eva Perón para familias en emergencia habitacional (ver página 5).

Tras el acto habló con los periodistas de todos los temas que tomaron trascendencia pública durante su ausencia, incluso de política.

Consultado por este matutino sobre los resultados que dieron los análisis que se mandaron a Córdoba para conocer el nivel de arsénico en el agua indicó que, según le dijeron, "está dentro de los niveles que exigen las normas". Afirmó que "los números se van a mostrar" y que si hubiera algún problema serían los primeros en advertirlo para que se corrija.

Igual, los mismos todavía no se hicieron públicos. Según pudo conocer este medio, la comisión integrada por Municipio, ONGs, laboratorios y Concejo Deliberante volvería a reunirse en esta jornada. Si la intención es llevar tranquilidad a la población, lo más prudencial sería mostrar esos resultados cuanto antes.

Comentá la nota