Acatan la conciliación los obreros de Tanoni

Los trabajadores de la aceitera Tanoni acataron anoche la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo de la provincia, como un gesto para generar una instancia de diálogo con el sector patronal con vistas a la próxima audiencia a realizarse en Rosario el lunes próximo.
En una asamblea que se extendió hasta las 23 de ayer, los operarios decidieron levantar el paro y el corte de ruta y reanudar la producción hasta que se concrete la reunión del lunes. Según anticiparon, de no existir una nueva propuesta que acepte los 2.900 pesos de sueldo que reclaman, retomarían la medida de fuerza.

Aunque el clima de tensión se mantuvo durante la jornada de ayer, el sector patronal ratificó su posición en relación al ofrecimiento de incrementar los sueldos en un 10 por ciento.

Según explicaron los trabajadores, flexibilizaron su postura "como un gesto de buena voluntad" hacia la viceministra de Trabajo de la provincia Alicia Ciciliani, quien viajó ayer hasta Bombal para participar de reuniones con dirigentes sindicales, delegados y empresarios.

La funcionaria dijo a LaCapital que su intervención persiguió el objetivo de "generar actitudes de buena voluntad e incentivar al diálogo". Explicó que "se recomendó a los trabajadores que acaten la conciliación obligatoria porque de lo contrario se genera un clima que no contribuye a la paz social ni a mejorar la posibilidad de entendimiento".

La participación de Ciciliani arrojó sus frutos ya que los trabajadores dieron el primer paso para descomprimir la crisis. "Logramos que se enfríen los ánimos para sentarse a dialogar con cuestiones objetivas y no subjetivas, que solamente emperoran la situación. Luego habrá que generar un marco de confianza y evitar cruces verbales innecesarios que crean un clima poco propicio para sentarse a negociar", enfatizó.

La viceministra remarcó que los trabajadores conservarán el recurso de la medida de fuerza, pero es importante abrir una instancia de diálogo. "El derecho a huelga lo tendrán siempre si fracasan las negociaciones", expresó Ciciliani, quien se retiró de la localidad a última hora de ayer con la esperanza de que se morigere la tensión para llegar a la instancia de negociación pactada para el lunes a las 11.

El dueño de la empresa, Carlos Tanoni, precisó que ofreció un incremento del sueldo básico de 300 pesos y un premio de mil pesos para fin de año. "Ratificamos ese ofrecimiento que consideramos digno y representa un nivel de ingresos similar o superior a otras compañías del rubro de la zona, por lo cual no entendemos qué reclaman", dijo Tanoni.

Sostuvo además que la aceitera es una empresa familiar que se lleva adelante con mucho esfuerzo y emplea a unos 100 trabajadores. "Estamos desalentados porque parece que nada los conforma y pretenden obligarnos a pagar cifras elevadas que no están a nuestro alcance".

Paro salvaje

El titular de la empresa, Carlos Tanoni, manifestó que "el paro es salvaje. Los empleados mantienen una posición inflexible frente a una propuesta que interpretamos que es muy interesante". Sostuvo que la propuesta equipara el sueldo con el de otras empresas de la zona aunque los trabajadores aseguraron lo contrario.

Comentá la nota