El acampe piquetero en 9 de Julio ya lleva más de 20 horas

Cientos de personas cortan la Avenida desde ayer a la tarde, frente a Desarrollo Social. Exigen que se los incluya en un plan de empleos. Denuncian que los manejan los intendentes. Durante la madrugada hubo disparos al aire y enfrentamientos con la Policía. Tres activistas fueron detenidos y luego dos fueron liberados.
Continúa esta mañana el acampe de por lo menos dos mil piqueteros en la avenida 9 de Julio frente al Ministerio de Desarrollo Social en demanda de empleo. Los manifestantes, pertenecientes a una decena de organizaciones sociales del conurbano coparon la principal avenida que atraviesa la ciudad para protestar por la manera en que se administra el último plan de empleo anunciado por el Gobierno con la promesa de dar trabajo a 100 mil personas a través de cooperativas.

Según vienen denunciando hace semanas estos grupos, el plan es manejado a través de los intendentes para mantener una relación "clientelar" con su electorado. Y las únicas que logran terciar son las organizaciones sociales afines al kirchnerismo.

Esta mañana, los manifestantes reiteraron que permanecerán en el lugar hasta que el Gobierno atienda sus reclamos.

"No habían asegurado que tendríamos cinco mil puestos de trabajo. Pero la semana pasada nos avisaron que nuestras agrupaciones no recibiríamos nada", se quejó ante Clarín el líder de Quebracho, Fernando Esteche, mientras iba y venía con su celular entre unos cincuenta hombres que mostraban palos amenazantes y se ponían sus capuchas cuando se encendían las cámaras de TV.

Para Esteche, que días atrás se había manifestado junto a piqueteros K en respaldo a Milagro Sala, el Gobierno "prefiere privilegiar su relación con los intendentes y dejarnos sin nada a los grupos que no estamos alineados".

Madrugada con incidentes

Durante la madrugada hubo incidentes entre un grupo de manifestantes y la Policía, con un saldo de tres detenidos. La intervención policial se produjo aproximadamente a la 1:45 en Bernardo de Irigoyen y Belgrano, al parecer originada por una maniobra de robo de un arrebatador.

Los policías comenzaron a disparar tiros al aire mientras los manifestantes respondieron con pedradas. Tras los incidentes fueron detenidos Antonio Vega, Ezequiel Fernández y Pablo Solana, este último dirigente del Frente Popular Darío Santillán (FPDS), según un comunicado.

Luego de unas horas el único activista que quedó detenido es Antonio Vega, acusado de intento de robo.

Comentá la nota