Los acampantes de la plaza dicen que el gobierno busca dividirlos

Las organizaciones de indígenas y campesinos expresaron "dolor" por la actitud del gobierno provincial de "trabajar para dividirlos", luego de que 57 de ellos aceptaran la última propuesta y abandonaran el acampe. Lamentaron "profundamente esta actitud de los que se dejaron usar por el gobierno", y adelantaron que están llegando a Resistencia más personas para sumarse a la protesta que ya lleva 25 días.
Mediante un documento, los representantes de la Unión Campesina, la Comisión Zonal de Tierras, la Asociación Cacique Taigiyic y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), expresaron que "es un dolor muy grande que el gobierno trabaje para dividirnos".

"En la última propuesta del gobierno del día miércoles a la noche, de un total de 1.304 campesinos que queremos sembrar cada uno 2 hectáreas de algodón y 1 de sementera, dejaban afuera del servicio de arada y semilla a 623, que no pueden ser cubiertos con sólo 2 tractores de las organizaciones. Eso significaba la mitad de los productores de Pampa del Indio, todos los productores de General San Martín y de Santa Rita, un paraje de Pampa del Indio", señalaron.

Asimismo, agregaron que "cuando se les preguntó a los funcionarios porque se los dejaba afuera, dijeron que "no había plata y hasta ahí llegaban". Están de testigos todos los cronistas que cubrían la reunión".

Las organizaciones que acampan en la plaza 25 de Mayo desde el 5 de agosto explicaron que "en General San Martín son 78 productores y el costo del laboreo total significaría $ 70.200", y agregaron: "Lo entendimos como una provocación, un intento de presión y división entre los que sembrarían y los que no lo podrían hacer, dejando sin nada a la mitad de los compañeros. Entre ellos estaba Santa Rita con 30 productores criollos pobres".

"Es un dolor muy grande que el gobierno trabaje para dividirnos. Eso se vio con claridad al otro día, cuando acordaron con Santa Rita y aparecieron declarando "estamos de acuerdo con la propuesta del gobierno", cuando ellos no estaban incluidos en esa. Lamentamos profundamente esta actitud de los que se dejaron usar por el gobierno que rápido salió a sacar fotos cuando subían al colectivo y ahora el gobernador anuncia que va a ir a firmar con ellos", expresaron.

Además, aseguraron: "No estamos jugando, no somos enemigos, no nos manipula nadie, somos parte de los pueblos originarios del Chaco, ya es demasiado el abandono y el uso que se quiere hacer de nosotros. Tenemos historia, luchamos desde el 2002 con firmeza ante los distintos gobiernos que pasaron mientras muchos miraban por televisión y hoy gobiernan. Queremos quedarnos en el campo y vivir de nuestro trabajo. No queremos que nuestros hijos tengan que irse a una villa donde terminen en la droga, la delincuencia o la prostitución. Si el gobierno hace un acompañamiento serio en la producción, invierte 1 y producimos 7. Pero parece que quiere que nos vayamos y así sus amigos hacen crecer sus campos de decenas de miles de hectáreas".

"Somos muchos y lo poco que pedimos abulta, pero es de subsistencia. Somos el 10 % de los pequeños campesinos del Chaco. El gobierno es blando y cumplidor con millones de pesos para los poderosos de la provincia y es muy duro con nuestro pueblo", afirmaron las organizaciones.

Asimismo, apuntaron que "ante esta actitud confrontativa del gobierno, la asamblea del acampe de las 4 organizaciones, decidió ampliar el mismo día a día, con la llegada de más compañeros del interior. Ya llegaron 67 de Castelli y hoy llegan de otros lugares".

"Como si todo este sacrificio realizado para defender nuestros derechos fuera poco, el gobernador nos falta el respeto diciendo que el acampe está sostenido por sectores claramente políticos. No puede decir que "nos trajeron" porque a nadie lo traen caminando 220 km durante 5 días si no está convencido que no le queda otro camino y no quiere morir de desnutrición, mal de Chagas o tuberculosis y esta de pie con dignidad", manifestaron.

Finalmente, aseguraron que "el no comprende que la crisis golpea a los más amplios sectores de nuestra sociedad que ven con simpatía que haya quienes no acepten pagar la crisis y convoquen a la unidad de todos, tampoco comprende o conoce la palabra solidaridad. Para alguien que acostumbra a organizar actos buscando con colectivos a la gente, ofreciendo choripán, bebida y plata y trayendo los más grandes y destacados artistas, no puede entender nuestra organización, nuestra lucha y nuestra firmeza. No puede entender que no todo se vende y no todo se compra".

Comentá la nota