Acalorada protesta de vecinos contra el uso de cascos en Charata

CHARATA (Agencia)-- Parece no tener fin la historia iniciada por propietarios de motos y ciclomotores, por negarse al uso del casco exigido desde la Municipalidad. Autoridades policiales y municipales opinan a favor de la medida.
Mientras vecinos de Charata protestan por medidas asumidas desde la municipalidad, como el secuestro de motos por falta de la documentación correspondiente o por infracción a las normas de tránsito; el uso de cascos, argumentando la falta de dinero para comprarlo o el seguro para motos y ciclomotores, próxima exigencia municipal, se desnudan falencias en el control del tránsito durante altas horas de la noche, sobre todo donde los protagonistas son menores de edad.

En la noche del martes, los manifestantes invadieron las calles de la ciudad a bocinazos y se detuvieron frente al domicilio del responsable municipal del área de tránsito, como del Intendente Miguel Tejedor.

El comisario inspector José Escalante se refirió a los alarmantes casos de accidentes de tránsito que involucra a los motovehículos. Alabó la actitud de los concejales de comprometerse públicamente a tratar las ordenanzas municipales, aunque “son producto de derivación de una ley de tránsito que rige para todo el país”, agregó.

El Jefe Policial señaló con respecto al uso de cascos, que esta exigencia se encuentra apoyada por la Ley Nacional de Tránsito por lo que la población no debe sentirse molesta ante este requerimiento. Reconoció que la situación económica no ayuda al ciudadano común para la compra de los cascos pero añadió que con un poco de buena voluntad se los puede adquirir.

Escalante confía en que la población finalizará comprendiendo las buenas intenciones que ponen de manifiesto las autoridades municipales, que no tienen otro objetivo que el de proteger a su gente. Por su parte el Presidente del Concejo deliberante, Dr. Daniel Echeverría, reveló que cuando el pasado martes por la mañana, tomaron la decisión de recibir a los manifestantes para conocer específicamente la naturaleza del reclamo, junto a otros concejales, se originó un hecho desordenado y confuso, donde se destacaron algunos vecinos con una actitud irrespetuosa ante el cuerpo de concejales y las autoridades municipales en general.

Declaró que si bien pretendieron escuchar a la gente, la reunión se salió de control. Comentó que poco fue lo que se pudo entender acerca de la protesta, y dijo no compartir esta resistencia al uso del casco.

Asombrado por la conducta insolente de la porción de la población que fue recibida, en un acto de buena voluntad, solicitó a la gente que pueden transmitir sus reclamos pero dentro de un clima de mayor respeto.

El funcionario consideró que el municipio debe tener en cuenta la condición social o económica del ciudadano, como así también el momento de cobrar el municipio una multa de monto importante.

Aclaró que existe una serie de cuestiones que se pueden acomodar para evitar contratiempos pero existe un convencimiento entre las autoridades del municipio de la necesidad del uso del casco, ya que se trata de un elemento de seguridad que salva la vida del conductor o de su acompañante”.

Insistió en que el uso de cascos es imprescindible y se deberán manejar estrategias para facilitar la adquisición de los mismos por parte del ciudadano, graduar las penas para quien no cumpla con la ordenanza, de manera que la sanción no sea demasiado importante en la primera vez, e ir aumentándola en caso de reincidir en la infracción. “Vamos a mantener la obligatoriedad del casco”, enfatizó Echeverría.

Comentó que el próximo lunes, el Concejo deliberante se va a reunir en sesión extraordinaria, a partir de las 21.30 en el recinto del Concejo municipal, con el siguiente temario: mantenimiento o no de la obligatoriedad del uso de cascos para la conducción de motos y ciclomotores; en caso de que se resuelva continuar con la medida, se tratarán las sanciones que se podrán aplicar, justas y no excesivas, para el conductor que no use el casco y que tengan relación con otros delitos de tránsito. Finalmente, deliberarán acerca de la posibilidad de otorgar un plazo prudencial, para la compra de cascos, sin que esta adquisición influya o incida significativamente en el sueldo o en la situación económica del ciudadano.

Comentá la nota