"Se acabó el reinado de los K"

"Se acabó el reinado de los K"
El jefe de Gobierno porteño cerró un encuentro nacional del macrismo. "Voy a ir a cada provincia a ayudarlos. Nadie nos va a parar", dijo. Aunque sus colaboradores lo presentaron como "el mejor candidato a presidente", no formalizó su postulación.
Sin anunciar su candidatura a presidente, Mauricio Macri encabezó un encuentro de los dirigentes nacionales de PRO, en el que varios referentes le pidieron que se presente en 2011. El jefe de Gobierno les anunció que "se acabó el reinado de los Kirchner el 28 de junio". "Lideramos el ‘Basta, Kirchner, hasta acá llegaste’. Voy a ir a cada provincia a ayudarlos. Nadie nos va a parar", remarcó Macri, que viajará al interior una vez cada quince días para afianzar su proyecto presidencial. En ese plan, ya prometió "cinco millones de puestos de trabajo".

Al encuentro nacional en el Hotel Savoy asistieron casi un centenar de dirigentes de veintidós provincias (faltaron La Rioja y Jujuy). La ex vicejefa Gabriela Michetti abrió las jornadas por la mañana. Durante el día hubo diversos paneles con estilo PRO –uno de ellos se titulaba "Desa-

rrollo de fondos. ¿Cómo plantear una gestión exitosa?"–, en los que hablaron el presidente de PRO, José Torello; el diputado Esteban Bullrich, el dirigente bonaerense Jorge Macri y varios funcionarios de la gestión porteña, como Marcos Peña, Néstor Grindetti y Francisco Cabrera.

En las mesas a las que asistieron los dirigentes del interior, la discusión giró en torno de la formación de alianzas –el principal candidato es el peronismo disidente– y al crecimiento hacia 2011. "Con los que somos no llegamos ni a la esquina", se sinceró el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta. "Tenemos que estar muy abiertos a posibles alianzas. Tengamos los brazos abiertos", dijo. "Espero que el que se quiera arrimar reciba un abrazo en vez de un codazo", dijo luego Macri.

Varios expresaron su preocupación por los viajes de Francisco de Narváez al interior, que superan holgadamente los que hizo Macri. También pidieron instancias partidarias de debate. "Para no tener que andar leyendo lo que piensa Macri en los diarios o en las entrañas de un pollo", acotó Armando "Mandi" Saliva, de PRO Entre Ríos. "A diferencia de otros momentos, hay una definición de jugar a nivel nacional. No tenemos que ir inventando un proyecto nacional, como antes. Muchos de los errores no se van a volver a cometer", le respondió Jorge Macri, quien –contra los consejos de Jaime Durán Barba– no dudó en anunciar la candidatura de su primo a presidente.

El jefe de Gobierno llegó cerca del cierre, a las 19, un tanto malhumorado. No quiso hacer comentarios ante los noteros de una posible citación por parte del juez Norberto Oyarbide en el caso del espionaje que lo tiene a maltraer. Mientras los dirigentes disfrutaban de un último break, Macri estuvo discutiendo acaloradamente con dos miembros de la conducción de Boca Juniors. Uno de ellos era Daniel "El Tano" Angelici, un dirigente de la UCR que tiene influencia en el armado del PRO.

Luego bajó y saludó –sin demasiadas ganas– a los dirigentes. El apoderado del partido PRO anunció su normalización tras la fusión con Recrear. "Lo nuestro es la construcción de un proyecto para ganar la presidencial en 2011", afirmó Rodríguez Larreta. "Macri sería el mejor candidato a presidente", aseguró y los dirigentes aplaudieron con ganas. El líder de PRO seguía muy serio. "Es una alegría estar acá", sostuvo, con tono a lo Droopy. "Estos fueron días de mucha reflexión, porque uno tiene que disociarse de un agenda que está vacía de contenido", sostuvo.

"Hubo muchos años de lindos discursos y lo único que se logró es aumentar la violencia y la pobreza. No hay un modelo que venderle al mundo, como nos quiere hacer creer el matrimonio Kirchner", planteó el líder de PRO, que volvió a la carga con su prédica sobre la inseguridad ("Son muchos más los que mueren por el descontrol y la delincuencia que los que aparecen en la prensa", afirmó) y cuestionó las manifestaciones: "No hay que violar la ley para expresar disgusto o necesidad", remarcó.

En plan presidencial, Macri afirmó que "hay tres sectores que nos pueden llevar a derrotar la pobreza: el campo, la minería y el turismo", prometió "cinco millones de puestos de trabajo en menos de diez años" y pidió que "cambiemos piquetes y piqueteros por fábricas, por computadoras, por medicamentos y hospitales". Se despidió con un "Feliz Navidad".

Comentá la nota