Se acaban los morenomóviles

Se acaban los morenomóviles
El lunes es el último día para comprar un auto con el plan de cuotas con fondos de la ANSES. Se colocaron 25 mil, un cuarto de lo esperado.
El plan de Guillermo Moreno para financiar la venta de autos cero kilómetro en cuotas con fondos de la ANSES morirá antes de cumplir un año. El lunes próximo las agencias recibirán las últimas señas de los interesados, según informó ayer el presidente de la Asociación de Concesionarios (ACARA), Dante Álvarez. El saldo del plan será bastante más modesto que el previsto cuando nació: apenas la cuarta parte de los 100 mil vehículos que el Gobierno anunció que colocaría. Las 25 mil unidades financiadas con fondos jubilatorios –de las cuales hasta ahora sólo se entregaron 15 mil– apenas hicieron subir un 5% las ventas del año. Igualmente los dueños de concesionarias lo calificaron como "positivo" y hasta aseguraron que se trató de "la gran oportunidad perdida para los compradores", que desconfiaron del programa por las demoras en su implementación.

"Se vendió menos de lo previsto, es verdad, pero el plan no fue un fracaso. Trajo gente a las concesionarias, generó movimiento en un mercado que se había paralizado y hasta les devolvió la energía a nuestros equipos de venta, que estaban completamente desmoralizados", explicó Álvarez en un brindis con la prensa. Allí sorprendió con la noticia de que el plan concluiría después del fin de semana, lo cual no había sido informado oficialmente.

El programa de incentivos fue lanzado en diciembre del año pasado, a pedido de los vendedores, cuando el reciente estallido de la crisis mundial preanunciaba un 2009 tétrico para el sector automotor. Con dinero de la ANSES, permitió a los clientes acceder a los coches con un anticipo mínimo del 20% y luego 48 cuotas mensuales. También dio la opción de pagar todo el auto en 60 cuotas con la entrega garantizada tras el pago de las primeras 12. Todo sin intereses y con la cuota actualizada únicamente en función del precio del vehículo elegido.

Abel Bomrad, directivo y ex titular de ACARA, opinó que "fue la gran oportunidad perdida del año para los compradores argentinos". Subrayó que "comprar con precio semicongelado y financiación total es algo que no existe hace tiempo y que el mercado no supo leer". A su juicio, los interesados "no confiaron en que la entrega se iba a dar a tiempo" y a eso se sumaron "las críticas sanguinarias por la demora inicial en la implementación".

Por lo bajo, los agencieros admiten que la leyenda "Plan del Gobierno" no tiene "el mejor marketing que uno quisiera".

El plan tenía inicialmente un presupuesto de $ 3.100 millones. Pero ayer la ANSES informó que sólo le inyectó $ 427,15 millones, gracias a los cuales se vendieron 12.766 vehículos cero kilómetro, entre autos, utilitarios y taxis. "Existen otras 4.000 operaciones en curso por un monto de 130 millones, que serán concretadas en las próximas semanas y que fueron iniciadas previamente a la finalización del programa, que operará en los próximos días", agregó el ente previsional.

Durante los cuatro días que le quedan de vida al plan, los dueños de las concesionarias no esperan un aluvión de candidatos. De todas maneras la oferta luce atractiva. Según Bomrad, por el virtual congelamiento de precios pactado cuando entró en vigencia, "la diferencia de valores con una compra común llega al 15% del total".

Para el año próximo, los vendedores apuestan a dos nuevos incentivos: por un lado, que el Gobierno actualice las normas que hoy obstaculizan la operatoria de leasing (alquiler con opción de venta); por otro, que las automotrices aporten dinero a un fideicomiso para dar préstamos más baratos a quienes quieran cambiar el coche.

Más autos brasileños que argentinos

Por el avance brasileño en el complejo automotor regional, este año se venderán en Argentina más coches de ese origen que vehículos fabricados en el país. Según un reporte que difundió ayer ACARA, los del gigante vecino representaron un 48% de las ventas en lo que va del año, mientras los locales apenas absorbieron un 40% de las colocaciones. El 12% restante proviene de otros países.

Otro dato llamativo es el declive de las motorizaciones diesel entre las preferencias de los compradores. Los "gasoleros", que llegaron a captar un tercio de las ventas en sus mejores momentos, apenas llegaron al 8% en 2009. Es por la escasa diferencia de precios y las dificultades de abastecimiento, especialmente en el interior.

El jefe de ACARA, Dante Álvarez, estimó que el año próximo las ventas crecerán entre un 10 y un 12 por ciento. "Pensamos que el mercado local va a llegar a entre 560 mil y 580 mil unidades", dijo. Intentarán apuntalarlo con más créditos.

Comentá la nota