Los abusos del poder

El último lunes, el concejal y secretario general de UTHGRA seccional Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, Daniel Zisuela fue detenido en su quinta de La Plata acusado de corrupción de menores. El senador de La Cámpora, Jorge Romero, fue apartado. Quienes son y cómo se mueven en la política.

El “fronterizo” Zisuela

“La vida de Zisuela tiene todos los condimentos para ser una serie de Netflix”, señala un armador del Frente Renovador de la Tercera sección electoral ante el llamado de La Tecla.info. Es que, el concejal de Florencio Varela, Daniel Zisuela, detenido en el medio de una causa por corrupción de menores, entre otros cargos, tiene larga trayectoria entre las sombras, con coqueteos entre lo legal y lo ilegal. Claro, el derrotero de sus acciones acabaron por volcarlo a la última de las opciones.

Es que, el hombre que este miércoles fue destituido de su cargo en el Concejo Deliberante de Florencio Varela, fue detenido en su quinta de La Plata el pasado lunes. Ese mismo día, los dos espacios que lo contuvieron por varios años, la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) y el Frente Renovador, le soltaron la mano. Las denuncias en su contra y las pruebas que maneja el fiscal de Berazategui, Daniel Ichazo son más que contundentes.

Zisuela fue detenido acusado de corrupción de menores, entre otros cargos que se sumaron con el avance de la investigación. Inclusive, audios del hombre que pasa sus días en la Comisaría Tercera de Berazategui lo comprometen directamente. Además estudios de Cámara Gesell sobre las víctimas que lo denunciaron sumaron acusaciones contra el ahora ex concejal varelense.

Hasta hace algunos días, el detenido era uno de los hombres de peso del massismo en el distrito que conduce Andrés Watson y la mano derecha en la región de Luis Barrionuevo, uno de los pesos pesados de la CGT y secretario general de UTHGRA.

En definitiva, conforme a lo comentado a La Tecla.info algunos dirigentes de la región que compartieron espacio hasta hace algunos días, “Zisuela fue un fronterizo, toda su vida”. De esa manera, definen al detenido por pederasta como una persona que caminó por el delgado hilo de la legalidad y que incluso eso le habría servido para su desembarco en la política de la región Florencio Varela, Berazategui y Quilmes.

El hombre en cuestión llegó a jugar al fútbol en el Club Atlético Argentino de Quilmes, pero optó por los partidos barriales con dinero de por medio. Así se alejó de la institución para centralizarse en los torneos por plata y acabar como un armador barrial. El salto de la cancha al potrero y la relación con el club lo llevó a ser uno de los pesos pesados de la tribuna de “el Mate”.

Sin embargo, su rol en la hinchada de la institución del ascenso argentino no fue el único sector donde comenzó a buscar conducciones territoriales y tuvo un paso por la Iglesia Evangelista. “Fútbol, pastor, noche, hizo todo lo que sea para rebuscársela”, señalaron a este medio. El avance como pastor evangélico lo hizo en los tiempos donde la religión todavía no había penetrado en las zonas vulnerables del Conurbano. Por caso, algunos lo apuntan como uno de los que metió las Iglesias Evangélicas en la región.

El combo entre la tribuna y los feligreses fueron los que sirvieron para el desembarco final en la política de la zona sur del Conurbano. Lo  hizo de la mano del gremialismo y con Argentino “Tito” Geneiro como padrino. El hombre que fue varias veces concejal de Berazategui (cuatro en total) y que también intentó ser Intendente (también buscará en 2019), lo apuntaló, lo formó en la vida gremial al punto de ser pasado por encima por su pupilo.

“Zisuela siempre respondió a Tito Geneiro, pero se fue quedando con todo el poder y también por una cuestión de edad, lo pasó por arriba”, comentaron a este medio. La relación del detenido con el actual secretario de Capacitación y Formación Profesional de UTHGRA data de varios años. Es más, de su mano desembarcó en el sindicato que conduce Luis Barrionuevo.

Como pupilo de “Tito” Geneiro, junto al actual diputado bonaerense de Cambiemos, Mario Giacobbe, formó parte del equipo de trabajo que lo acompañó en 2009 ya con vistas a 2011. En ese momento, Zisuela ya llevaba tres años al frente de la presidencia de Argentino de Quilmes, donde antes fue líder de la hinchada. Claro, tanto él como su ex jefe político desembarcaron en el Frente Renovador de Sergio Massa de la mano del sindicalista Luis Barrionuevo y su esposa la actual diputada nacional Graciela Camaño.

En ese sentido, diferentes actores del massismo remarcan: “´él, es la negra (por Camaño)”. Y agregan: “no se lo podía tocar, Graciela siempre pedía que lo tratemos bien y cuando no nos daba pelota ella  nos decía ´deja que yo me encargo´. Ni a Sergio (Massa) le hacía caso”.

En ese marco, Zisuela avanzó, fue aspirante a la intendencia de Florencio Varela, y se quedó con la conducción de Gastronómicos de la zona Sur del Conurbano. “Era un tipo que no trabajaba, pero llegaba el cierre de lista y metía alguno o se quedaba con el primero de la lista. Era imposible tocarlo porque lo protegía Luis y Graciela”, abundó uno de los integrantes de los últimos armados del massismo bonaerense.

A pesar de la clara relación de poder gremial y político que acompañó al detenido, los dos bandos optaron por desligarse de cualquier responsabilidad. Primero el Frente Renovador, después el sindicato, salieron a cortar la relación rápidamente. No obstante, los años de relaciones dan cuenta de una situación diferente.

La presidencia de Argentino de Quilmes

Durante doce años, Daniel Zisuela fue presidente de la institución del ascenso argentino. Incluso, una tribuna del estadio llevaba su nombre hasta la tarde que se conoció la detención por corrupción de menores. Sin embargo, se repitió su historia con “Tito” Geneiro y vio cómo su pupilo se impuso por sobre su figura.

Es que, después del mundial de Rusia 2018, Julio Cesar Sosa, tras regresar de su viaje para seguir a la selección albiceleste, tomó la conducción de la institución casi por asalto y Zisuela debió renunciar a su cargo ganado en diciembre de 2017. Si bien la maniobra del actual presidente, quien era el segundo del detenido en la institución, nunca quedó del todo clara en “El Mate”, las sospechas apuntan a la denuncia que pesaba sobre Zisuela.

En definitiva, era investigado por administración fraudulenta, tras las denuncias presentadas por la oposición en el club luego de perder las elecciones. Dicho sector sostiene que Zisuela intentó bajar su exposición para frenar el avance judicial, algo que no logró.

Despegues por todos lados

El Frente Renovador no se hace cargo de quien fue su concejal y candidato a Intendente, solamente repudia el accionar por el cual fue detenido y desliga cualquier tipo de complicidad por la inacción política. En ese marco, a las pocas horas de ser detenido Zisuela, se lo expulsó del partido y se instó al Concejo Deliberante de Florencio Varela que lo expulse del legislativo.

Lo mismo ocurre con los líderes de UTHGRA y apuntados como sus mentores. Es más, el matrimonio Barrionuevo y Camaño prefiere no hablar del tema.

De esa manera, el gremio lanzó un comunicado en el que señaló: “La Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) manifiesta su contundente repudio y condena frente a los hechos denunciados ante la justicia contra el Secretario General de la Seccional Quilmes, Sr. Daniel Zisuela . Asimismo, quiere dejar en claro que las acciones de este señor están en manifiesta oposición con los valores que la Organización Sindical promueve y defiende, razón por la cual, el Sr. Zisuela ha sido apartado de su cargo al frente de la seccional citada. Al tratarse de una conducta delictiva de instancia privada que excede a la Organización, la misma quiere ser contundente en expresar su total respaldo para que la Justicia investigue y lleve adelante las medidas necesarias frente a tan grave acusación. Por último, ratifica su total compromiso por la defensa de los valores y los derechos así como destaca el trabajo que en este sentido lleva adelante el Instituto para la Igualdad de la Oportunidades de la UTHGRA”.

Los abusos de La Cámpora

Otro caso que golpeó fuerte a la política de la provincia de Buenos Aires fue el del senador bonaerense por Unidad Ciudadana – Frente para la Victoria, Jorge “El Loco” Romero. Un hombre que llegó a la banca casi de rebote. Es que, asumió su rol luego de que Magdalena Sierra renuncie para ser diputada nacional. De esa manera, Romero se convirtió en senador en diciembre de 2017 en representación de la Tercera sección electoral, y en 2019 perdería el escaño.

En algún momento, Romero fue el ejemplo de militante para la organización territorial. Se trataba de una persona que comenzó su militancia en los barrios vulnerables de Florencio Varela, mismos barrios en los que se crío y se formó, para alcanzar un liderazgo territorial que lo propulsó a ocupar una lista de senadores y casi sin esperar a ser dueño de una banca.

Incluso, su declaración jurada al año de asumir en la Legislatura da cuenta de dicho pasado. A diferencia de sus compañeros, no posee sumas llamativas, ni dinero en moneda extranjera, ni propiedades.

Era un ejemplo para la organización que ya comenzaba a soñar con impulsarlo a la candidatura a Intendente de Florencio Varela. Sin Julio Pereyra, hoy diputado bonaerense, en la discusión, la idea de colar a un ultrakirchnerista en la rosca por la sucesión de la comuna comenzó a ganar adeptos y eso se notó en la votación del Presupuesto 2019. Llamativamente, Romero comenzó a ser fogoneado por sus compañeros en las redes sociales. Incluso, Pablo Zurro, intendente de Pehuajó eligió al camporista para graficar su posición contraria a Cambiemos.

Sin embargo, las fichas puestas en el hombre que ostentaba el cargo de armador de La Cámpora en la provincia de Buenos Aires duraron poco al salir a la luz una denuncia por abuso sexual en su contra. En las redes sociales, Teff Solange (Sthephanie Calo) fue quien se animó a revelar el accionar del senador que más tarde acusó a la sociedad patriarcal por su accionar perpetrado contra la muchacha. El acto denunciado ocurrió en enero del 2017: “…Cuando llegamos a la casa del Misio, seguimos tomando cerveza un rato hasta que este se mete en una habitación con una de las chicas (Que dicho sea de paso esta chica estaba muy borracha, mismo al día siguiente hubo secuencias que no recordaba dentro de esa habitación) Yo quede afuera con las otras 2 chicas hasta que decidí estar con uno de ellos. SI en ese momento consentí tener relaciones con uno de ellos. Cuando salgo de la habitación dos de las chicas se querían ir, yo decido quedarme a esperar a la chica que estaba con el Misio.

Ahí empezó el calvario, quede sola con el chico con el que estuve, El Loco Romero y dos pibes más. El Loco me empieza a decir que yo le tenía que practicar sexo oral a los 3, me encerró en la cocina con cada uno tomandole el tiempo como si yo fuera una trabajadora sexual que los estaba atendiendo. Ninguno de los pibes que quedaban encerrados conmigo se propasaron, me respetaron, él NO.

Cuando por fin logro salir de esa cocina el LOCO ROMERO me agarra y me encierra en el baño con el impidiéndome salir. Se baja los pantalones, saca su miembro afuera y me empieza a pedir que le practique sexo oral. Lo cual me negué reiteradas veces y le suplicaba que me dejara salir. Le llegue a prometer que otro día lo hacíamos para que me abriera la puerta, golpee las paredes y la puerta para que alguien me abriera. Nadie me ayudo. Este no me forzó a que le practicara sexo oral, pero si me insistió y no me dejaba salir del baño. Yo estaba desesperada.

Este me abrió la puerta cuando escucho que el Misio había salido del cuarto con mi amiga…”, denunció.

De esa manera, acusó: “LA CAMPORA ENCUBRIÓ, ENCUBRE Y VA A SEGUIR ENCUBRIENDO A ESTOS ABUSADORES HASTA QUE NOSOTRES DEJEMOS DE CALLARNOS”.

La acusación contra Romero fue aceptada a las pocas horas por el propio Romero con un mensaje en sus redes sociales. Incluso, según pudo saber La Tecla.info, el comunicado fue redactado por las cabecillas de La Cámpora, que días más tarde se desligó una vez más de su conductor bonaerense.

El caso de Romero no fue el único denunciado y en el cual La Cámpora “tomó” alguna medida al respecto. También fueron separados y puestos bajo “el protocolo de la organización” el pampeano Nicolás Roó; Julian Eyzaguirre; y Gustavo Matías.

Las denuncias contra integrantes de La Cámpora generaron muchos repercusiones en las redes sociales y hasta se generó una página de Facebook destinada a visibilizar los casos de violencia ocultado por la organización.

La Cámpora pidió frenar las denuncias públicas

Al tiempo que la organización kirchnerista lanzó un comunicado en el cual informó que los denunciados por diferentes abusos sexuales fueron apartados de la organización hasta que se defina su futuro tras aplicar “el protocolo de la organización”, también cuestionaron las denuncias. En ese marco, llamaron a que los problemas se resuelvan dentro de la organización, a la luz de que ex militantes de la organización hayan salido a dar testimonios de abuso de forma pública.

“Como militantes populares confiamos en que es en la organización política donde se deben atender las necesidades y construir respuestas colectivas, y no en los medios de comunicación, ni de manera individual”, enfatizó la organización.

Este párrafo se contradice con lo expuesto por las denunciantes. Por caso, la víctima de Jorge Romero sostuvo en las redes sociales que no encontró eco a sus denuncias en la estructura institucional de la organización. Y criticó en ese sentido la falta de accionar de la diputada nacional Mayra Mendoza, secretaria de género.

De esa manera, se entiende otro párrafo en el que, para la organización, hay un “aprovechamiento de la situación”. Y señalan que hay, por otro lado, una finalidad de deslegitimación no solo de La Cámpora “sino de la política toda”.

“Nos estamos involucrando con todas las situaciones que tomaron estado público, pero no podemos desconocer la operación mediática montada como un aprovechamiento político de los grupos de poder a quienes nada les interesa la integridad de las mujeres”, se excusaron los camporistas.

Coment� la nota