Es muy abundante la oferta de frutas, verduras y hortalizas.

Es muy abundante la oferta de frutas, verduras y hortalizas.
Como la operatoria se rige por la ley de la oferta y la demanda, los valores tienden a bajar. Pero el beneficio muchas veces no se traslada a los consumidores porque, a nivel minorista, se aplican excesivos márgenes de utilidad.
En los tres mercados frutihortícolas de la ciudad (Ruta 226, km 7,5; Chile y 9 de Julio y Ruta 88 en inmediaciones de Batán) se advierte que en estos momentos hay una acentuada competencia entre los operadores que atienden a quienes, después, cuando venden al por menor frutas, verduras y hortalizas, aplican márgenes de utilidad muchas veces excesivos. En los diferentes puestos, donde se cumple inexorablemente la ley de la oferta y la demanda, la generosidad de aquella obliga a los operadores a ser muy cuidadosos con los precios que piden a quienes, para abastecer sus comercios, concurren a esos ámbitos a cargar con diferentes productos sus vehículos. También se vende a particulares, pero siempre que la compra se realice por bulto cerrado.

A pocas horas de que concluya el primer mes del año, la oferta de hortalizas y verduras provenientes de las quintas de la zona permite que la producción, que satisface con creces la demanda lugareña, registra un importante excedente que es derivado hacia otros puntos de la Argentina.

En la actualidad, con una oferta que supera largamente la demanda, para evitar que la mercadería se eche a perder, los puesteros se ven obligados a regular el ingreso de productos.

En el mercado mayorista que funciona a la altura del kilómetro 7,5 de la ruta 226 (Procosud S.A.), 80 operadores son responsables de 160 puestos. Allí, además de las verduras y hortalizas que se cultivan en la zona, se recibe producción, especialmente frutícola, que procede de diversos sitios del país.

Verduras y hortalizas

En su calidad de consignatario (percibe una comisión de la producción local que comercializa) José Alejandro Buccella, tiene a su cargo un puesto que se dedica a la venta de verduras y hortalizas; en diálogo con este medio, si bien admitió que, "a causa de la sequía recientemente hubo días en los que las verduras de hoja subieron de precio", aclaró que "después, teniendo en cuenta que los quinteros apelaron al riego artificial, la situación comenzó a normalizarse".

Dijo luego que "algo similar, aunque en este caso por una cuestión de maduración, ocurrió con el tomate; si bien la semana pasada se llegó a cobrar entre 50 y 60 pesos el cajón de 20 kilos, ahora bajó mucho y se está vendiendo a entre 17 y 18 pesos".

Agregó: contrariamente a lo que ocurre con la fruta, el tomate no se puede guardar en cámaras de frío porque se pudre; en estos momentos Mar del Plata aporta una gran producción que va a durar hasta mayo o junio; después, como habrá que traerlo de las provincias del norte, va a subir de precio", anticipó.

Tras destacar que "estamos en una época del año en la que además de tomate, la zona produce una gran variedad de verduras como lechuga, acelga, remolacha, espinaca, brócoli, coliflor, verduritas, morrones, berenjenas y chauchas" dijo que "existe una sobreoferta de mercadería que hace que el mercado esté muy abastecido; en consecuencia, los precios tienden a bajar".

Frutas

Héctor Mignani, que tiene a su cargo tres puestos en los que se comercializa exclusivamente producción frutícola, dijo por su parte que "el abastecimiento es normal, pero la venta viene muy tranquila; hay mucha mercadería que está ingresando de todo el país; las frutas de carozo, como son el durazno, la ciruela y el pelón, están entrando especialmente de Río Negro y Mendoza; los cítricos, como la naranja de jugo, vienen fundamentalmente de Entre Ríos; pomelo casi no hay, por lo que se está importando".

Añadió: "tanto Mendoza como San Juan ya comenzaron a enviar uva; desde Tucumán y Corrientes está entrando una gran cantidad de limones; los productores nos llaman permanentemente, pero tenemos el mercado bastante abarrotado", sostuvo.

Finalmente comentó que "salvo frutillas, actualmente en esta zona no se está cosechando casi nada"; acerca de la cereza sostuvo que "si bien por ahora la cosecha terminó, hay muchas plantaciones nuevas que al igual que las de kiwi, dentro de un par de años van a aportar una producción sumamente interesante".

Precios indicativos

Estos son algunos de los valores que se pedían ayer a los comerciantes en el mercado ubicado a pocos metros de la ruta 226.

Tomate, 20 kilos, $ 18

Lechuga, 10 kilos, $ 15

Morrón colorado, 9 kilos, $ 25

Choclo, 20 kilos, $ 15

Berengena, 12 kilos, $ 15

Zapallito de corte, 15 kilos, $ 10

Manzana deliciosa (vieja), 18 kilos, $ 60

Manzana nueva, 20 kilos, $ 35

Naranjas, 18 kilos, $ 12

Peras, 20 kilos, $ 30

Ciruelas, 15 kilos $ 40

Duraznos (chicos) 12 kilos, $ 18

Duraznos (grandes) 12 kilos, $ 30

Melón, (8 unidades) $ 40

Limones, 18 kilos, $ 30

Sandía, el kilo, $ 0,80

Comentá la nota