Abultada deuda pone en riesgo el servicio de los comedores escolares

El Estado bonaerense adeudaría unos 300 millones de pesos a los proveedores. Más de 2 millones de niños y adolescentes concurren a alrededor de 10 mil comedores bonaerenses. Oporto reconoció que hay atraso y lo justificó en la situación financiera de la provincia.
El servicio alimentario que prestan unos 10 mil establecimientos escolares de la provincia de Buenos Aires a los alumnos de menores recursos corre el riesgo de interrumpirse debido a una millonaria deuda que el gobierno de Daniel Scioli mantiene con las empresas proveedoras de insumos alimentarios. En particular, en General Pueyrredon, si bien hubo atraso "de unos 15 días" ya se habría recibido el dinero para ponerse al día con los proveedores, según el Consejo Escolar.

Esta situación general, que confirma el apremiante estado de las cuentas fiscales bonaerenses, podría afectar de manera directa a más de 2 millones de niños y adolescentes que asisten a los comedores escolares, y que para muchos de ellos constituye la única ingesta alimentaria a la que acceden cada día.

El motivo del conflicto se remonta a varios meses, cuando el Servicio Alimentario Escolar (SAE) comenzó a registrar atrasos en el pago de los servicios que prestan unas 1.400 pequeñas y medianas empresas proveedoras. Según una consulta de la Corresponsalía de LA CAPITAL en La Plata a la entidad que agrupa a estas pymes, la deuda total acumulada desde agosto pasado superaría los 300 millones de pesos.

Lo delicado de la situación fue reconocido por el propio director general de Educación y Cultura bonaerense Mario Oporto. El martes, al trazar un balance del primer día del paro docente que concluye hoy (ver aparte), Oporto admitió que "este año tuvimos una mala situación financiera y lo que decidimos fue privilegiar el pago de salarios" a los trabajadores de la Educación; "dimos aumento en un momento que no podíamos aumentar", recordó con referencia a la mejora salarial de casi 21% acumulado concedida a lo largo del año a los docentes. Con ese argumento el ministro respondió a cuestionamientos sobre la situación de los comedores escolares y de las obras de colegios que le hicieron los gremios en conflicto: "Nos atrasamos en el pago de obras de infraestructura y de proveedores porque privilegiamos el pago de salarios y no nos atrasamos ni un día", subrayó.

No obstante, aseguró que "estamos hablando" con los proveedores de los comedores escolares y los contratistas de obra y precisó que es un tema que "vamos a solucionarlo y no van a cortar la provisión". Y disparó contra los dirigentes del Frente Gremial Docente: "Pero nada de esto justifica el paro; hacer paros preventivos por si no pagamos a los proveedores, es un absurdo", señaló Oporto.

El panorama local

En tanto, en General Pueyrredon el panorama con los comedores no asoma tan crítico. Ayer el presidente del Consejo Escolar local José López confirmó que este martes los proveedores de comedores escolares del distrito habían pedido una reunión para expresar la preocupación por la demora en el pago del servicio que prestan al Estado, pero enseguida aclaró que "ya están depositados los fondos".

López reconoció que se había registrado una demora de "entre 10 y 15 días" para la concreción de los pagos, pero que, luego del doble paro docente de esta semana, recién hoy el personal del Consejo Escolar va a estar trabajando en las liquidaciones correspondientes a los proveedores.

Según López, "no es que no se paga desde agosto", y explicó cómo es la mecánica de pago: "Los proveedores cobran a los 60 días de haber facturado y la facturación se hace a mes vencido"; de esta manera, lo que se proveeyó en agosto a los colegios "se facturó en los primeros días de septiembre y desde ahí hay que contar los 60 días. Por eso, la demora en el pago es de unos 15 días", insistió.

Luego reiteró que "lo importante es que los fondos están depositados y esta normalizada la situación".

Vale recordar que el sistema de provisión de alimentos para los comedores escolares es "descentralizado" pero con mecanismo de pago "centralizado". Es decir que si bien cada escuela es la que decide a qué proveedor comprarle, depende del Consejo Escolar para que se les pague.

"El registro de proveedores que nosotros armamos se realizó en base a los proveedores existentes", señaló López, quien, no obstante indicó que "es abierta la inscripción de interesados en proveer al sistema".

General Pueyrredón tiene un cupo de 11 mil chicos quienes reciben por lo menos una comida por día en la escuela, lo que implica un presupuesto aproximado de 25 mil pesos diarios.

Voces y detalles del conflicto

?Lamentablemente no podemos más con esta situación, los proveedores de los 134 municipios están al borde de la quiebra?, aseguró categórico, en La Plata, Héctor Acevedo, presidente de la Asociación de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares y Afines.

Según el dirigente, en algunos distritos del interior provincial el Estado adeuda también la facturación de los meses de junio y julio. ?No es que la Asociación vaya a parar y dejar sin servicio alimentario a los chicos; es que muchas pymes están cerrando y los proveedores se dedican a otra actividad?, aseguró.

Al término de una manifestación realizada en la víspera frente a la Casa de Gobierno provincial, explicó que los proveedores no tienen acceso a un crédito bancario ?mientras que muchos están sufriendo juicios por no poder hacer frente al pago de sus compromisos financieros?.

Acevedo enfatizó que en este contexto los proveedores ?ya ni están en condiciones de entregar menúes de emergencia; directamente se tendrá que cortar el servicio por cuestiones económicas?.

Fuentes de la dirección general de Cultura y Educación confiaron a este diario que tienen información de que "en estos días" se emitiría la orden para comenzar a cancelar una parte de la deuda, con el objetivo de evitar que el conflicto llegue a mayores, aunque no contaban con precisiones debido a que el SAE depende del ministerio de Desarrollo Social.

Pese a los reiterados intentos por obtener alguna respuesta del director de este Servicio, Fabián Díaz, al cierre de esta edición no se había obtenido una respuesta oficial de la cartera que conduce Baldomero Alvarez acerca de la factibilidad de que la Provincia pueda resolver esta situación.

Comentá la nota