Los abuelos dieron cátedra de deber cívico en Capital.

Muchos ancianos riojanos concurrieron a votar, aún cuando la ley no los obliga a hacerlo.
Si bien la ley los desobliga de sufragar, muchos ancianos riojanos concurrieron a muy temprana hora a emitir su voto, lo que demostró el fuerte compromiso tanto con la democracia como así también el ejemplo para los más jóvenes, quienes cada vez concurren menos a cumplir con el deber cívico.

A partir de las 8.00 horas de ayer, en los distintos establecimientos escolares que fueron afectados para realizar los comicios legislativos, se pudo observar filas de gente, en su mayoría mayores de 60 años, quienes se encontraban a la espera de emitir su voto, pese a las bajas temperaturas y a que algunos recién estaban recuperándose de la gripe estacional.

El Código Electoral Nacional precisa que la gente mayor de 70 años está exenta de la obligación de votar, aunque no perdió su derecho y puede hacerlo, como sucede en cada elección.

En este marco, el padrón electoral incluye a todas las personas mayores de 70 hasta 100 años y más, por lo que del total de electores, 27.789.273, un 9% aproximadamente corresponde a esa franja de edad.

Según el último Censo Nacional de Población, que data del 2001, el total de personas mayores de 70 años es de 2.477.832, de las cuales poco más de 1.500.000 son mujeres y alrededor de 950.000 son hombres.

En un colegio céntrico de la ciudad Capital, una señora de alrededor de 60 años, se acercó hasta un periodista de este medio para manifestar su descontento respecto de la falta de puntualidad de los establecimientos para abrir las puertas a los votantes. "Es una falta de respeto que nos tengan así, tomando frío, además porque recién salgo de una gripe" comentó.

Ejemplo de elector

Por otro lado, en la Escuela Provincia de Misiones, estaba Rosa, una señora de 90 años, quien se encontraba como todos los demás, haciendo la cola para votar.

Rosa comentó a NUEVA RIOJA que todos los años de votación se acerca hasta la escuela a votar, para así apoyar al candidato con el cual se ve "reflejada". "Nunca falté y desde los 18 años que voto, hoy tengo 90 y vengo hasta aquí a hacer la fila como todos los demás" señaló la mujer, bajo la atenta mirada de muchas personas jóvenes de su alrededor.

En un mensaje hacia los jóvenes que quizás no se acercan a votar por la falta de interés, la anciana ejemplar dijo "yo creo que si no se vota, después no nos podemos quejar de las cosas que hagan los demás, porque si no cumplimos con el deber, no tenemos el derecho a reclamar nada".

Comentá la nota