ABSA tomó nota del dictamen judicial en su contra y se reunió con vecinos de Chivilcoy

ABSA tomó nota del dictamen judicial en su contra y se reunió con vecinos de Chivilcoy

Tras varios meses sin respuestas concretas, el propio presidente de ABSA recibió a los integrantes de la Mesa Fiscalizadora del Agua y del municipio.

El tercer fallo en contra de ABSA generó, finalmente, una respuesta de la empresa, con la reunión entre integrantes de la Mesa Fiscalizadora del Agua de Chivilcoy, funcionarios, el Organismo de Control bonaerense, autoridades municipales, concejales y de la Defensoría del Pueblo, con el propio titular de la firma, Raffaelle Sardella.

En la edición de ayer de La Razón, en una nota en que se consigna el nombre del presidente de la firma, se destaca “el buen diálogo” que existió, aunque nada se dice del “no a lugar” de su apelación por parte de la Cámara de San Martín y la obligación de llevar el agua de Chivilcoy a los niveles de arsénico que respeten los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al Código Alimentario Argentino.

Como se recordará, el sábado 18 de mayo, vecinos de la Asamblea por el Agua de Chivilcoy y el responsable de la Defensoría del Pueblo, Facundo Benegas, anunciaron el tercer dictamen de la justicia contra la empresa ABSA, por parte del Juez Martín Cherubini, en que se ratifican los fallos anteriores, desestima la apelación y obliga a la empresa a que brinde un servicio que se atenga al 0.001 en el nivel de arsénico e informar el estado de las obras de la planta de ósmosis inversa, que se construye en la planta ubicada al lado del Polideportivo Municipal.

Tal como lo expresó Benegas en la rueda de prensa, en caso que ABSA haga una nueva apelación, estarían dispuestos a llevar el pleito hasta la Corte Suprema de Justicia, como ha ocurrido en otras ciudades bonaerenses.

Un tercer módulo

Uno de los integrantes de la Asamblea por el Agua de Chivilcoy, Rolando Ruocco, aclaraba que la empresa, “en ningún momento dice que se va a solucionar el problema, que van a bajar los parámetros de arsénico a los niveles exigidos, como lo manifiesta el fallo de la Cámara de San Martín”, sino que el discurso de ABSA es que “va a mejorar” el servicio.

En este sentido, tras haber realizado los estudios pertinentes, desde Chivilcoy exigen que se construya un tercer módulo en la planta de ósmosis inversa, por lo que habría que ver si ABSA o el estado provincial estarían dispuestos a hacer la inversión necesaria.

Coment� la nota