ABSA: Scioli justificó el tarifazo y no habría marcha atrás en Varela

ABSA: Scioli justificó el tarifazo y no habría marcha atrás en Varela
A tres días de la respuesta del propio mandatario, en base a las quejas de vecinos de Florencio Varela y de varios distritos provinciales, por el desmedido aumento, se justifió el tarifazo. "Los aumentos están directamente relacionados con la inversión para mejorar la calidad del servicio de agua", aseguró Scioli, tras remarcar que las tarifas "no se tocaban desde hace 18 años". ¿Que podrá pasar el jueves en Varela? En la última asamblea vecinal se había propuesto la rebelión de los usuarios. La gente no se niega a pagar, rechaza los abusos y pide que el peso del tarifazo no recaiga en unos pocos, cuando en Varela hay miles de usuarios que no pagan porque no quieren y ABSA no tiene herramientas para ingresarlos al sistema de recaudación, hecho admitido por la empresa
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, justificó ayer en horas de la mañana el aumento de las tarifas de ABSA, al asegurar que están "directamente relacionadas" con inversiones que planea ejecutar ese organismo que presta el servicio de distribución de agua, "para mejorar" el servicio de sus usuarios.

"Los aumentos están directamente relacionados con la inversión para mejorar la calidad del servicio de agua", aseguró Scioli, tras remarcar que las tarifas "no se tocaban desde hace 18 años".

Antes de encabezar el lanzamiento del Plan de Enfermerías que se desarrolla en el Teatro Argentino, el mandatario provincial ratificó además que el compromiso de la Provincia es "dejar afuera del mayor aumento" a los menores consumidores, o a aquellos que no puedan afrontar un alto costo.

Pero se quejó porque -dijo- "en algunos casos, se pagan $7 (por el servicio de agua) en algunas casas que tienen pileta", y que utilizan en mayor medida ese consumo.

Cabe recordar que durante el fin de semana último, las autoridades de ABSA informaron mediante una solicitada que tras la polémica que se generó por los aumentos, serán "bonificados" aquellos usuarios que no puedan hacer frente al alza de las tarifas.

El argumento de Daniel Scioli fue utilizado por la empresa prestataria del servicio y el propio subsecretario de Servicios Públicos provincial, el jueves pasado, ante la comisión de vecinos de Florencio Varela. En otras palabras es “recaudar para invertir”. Se les dijo a los funcionarios que no hay capital de riesgo y con ese argumento uno pone un comercio vacío y a medida que le cobra a la gente va comprando lo que vende. ABSA ha sostenido que solo el 10 % de los usuarios recibirán aumentos y resulta que son muchos más. En todo Varela la gente habla del desmedido aumento. Si es un 10% de la población la que se verá afectada ¿qué pasa con el resto? De seguro que Daniel Scioli no conoce el bajo índice de cobrabilidad de ABSA. Sería interesante que paguen aquellos que pueden pagar y no lo quieren hacer por aquello de que el agua, nunca te la van a cortar. El malestar de la gente que paga, que cumple en todos los ordenes, podría terminar con una rebelión y no solo de dejar de pagar la tarifa de ABSA, sino que arrastraria con todos aquellos que no tienen castigo por el incumplimiento: lease tasas municipales e impuestos provinciales, además del “servicio” de ABSA. En ese mismo tren hay 10.000 nuevas conexiones de agua que aun no reciben facturas por no estar en el sistema. Versiones interesadas daban cuenta ayer de que estas conexiones se han dado en barrios adeptos al oficialismo, como ser las Casas K. Alli no se pensaría avanzar hasta después de octubre. Esto es lo que repudia el vecino que ha sufrido y sufre el aumento. Y en contramano a la invitación de ABSA para quienes no pueden pagar, esta gente no está en desacuerdo con el incremento de la tarifa. Pide que sea equilibrada, no del 600% y en ese equilibrio que baje el aumento y esa baja se la compense cobrandole a quienes no quieren pagar.

EL COSTO

El costo político que esto traería aparejado, por más que se lo trate de desvirtuar, como muchos funcionarios levantan sus hombros como diciendo “que me importa, total son 300 los que reclaman”, será más que importante. El municipio de Florencio Varela, en la gestión del intendente Julio Pereyra, tendrá serios problemas al no poder dar respuestas por obras de agua y cloaca que está prometiendo en una revista llamada “Infoservicios”, que se edita en la municipalidad y está destinada a cada barrio. El medio da por sentado el avance de obras de agua y cloaca que realiza la comuna. Y al no ser claros con el mensaje, el vecino cree que el municipio es el gran gestor con aportes de dineros en la obra pública. No es asi. Solo se logra con esto que los insultos, a la hora de las obras no cumplidas, sean kilométricos para Julio Pereyra y su equipo. Y esto esta pasando ahora, ya. Dias pasados el secretario de Gobierno municipal se refería a que ABSA es una empresa privada y el estado municipal no tenía injerencia. En la revista Infoservicios el municipio se mete de lleno en ABSA. Es más: el arquitecto Tomás Vanrell ha recibido en su despacho a las máximas autoridades de la empresa y la comuna ha emitido comunicados de prensa. El hecho debería ser al revés: La comuna debería ir en queja a ABSA por lo que está pasando. Todavía eso no se ha hecho, o si se hizo no se los conoce. Dias pasados el subsecretario de Obras Públicas, arquitecto Pablo Gualchi, ante los vecinos y en presencia de su par de Gobierno, decía: “En este momento Vanrell está pidiéndole explicaciones a ABSA y no en bajo tono”. Dejó entrever que sería a los gritos. ABSA ratificó la tarifa, con un aviso que publicó en todos los medios. Scioli justificó el incremento y la gente siente en Varela que está en el medio del mar, navegando en el Titanic. Claro, de un lado estan los vecinos, del otro funcionarios y políticos.

Habrá que ver cual es el costo de todo esto y quien se hunde con el barco.

Comentá la nota