Hoy se abrirán los sobres para construir la primera etapa del nuevo hospital Iturraspe

El gobierno de la provincia realizará este miércoles la apertura de propuestas para la construcción de la primera etapa del nuevo Hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe.
El acto se llevará a cabo a las 11, en el salón Blanco de Casa de Gobierno, en la capital provincial, y será presidido por el gobernador Hermes Binner.

La construcción del nuevo efector se realizará en etapas. El proceso se iniciará mañana con la licitación de la estructura de hormigón armado y demás trabajos complementarios. El presupuesto oficial de la obra, según detalla la Resolución Nº 415 del Ministerio de Obras Públicas y Vivienda, asciende a la suma de 25.995.676,97 pesos, previéndose un plazo de ejecución de 360 días a partir de la firma del contrato.

Esta licitación forma parte del plan del gobierno para el área de salud, que contempla la construcción de otros cuatro efectores de alta complejidad en el territorio provincial: el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe, en la capital provincial, y los hospitales de Rafaela, Reconquista y Venado Tuerto. También se edificarán otros dos hospitales, de menor complejidad, en Las Parejas y Las Toscas.

El titular de la cartera de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero, señaló que con esta licitación “el gobierno pone en marcha la primera obra emblemática, en materia de salud, de la gestión Binner en la ciudad de Santa Fe”. Y afirmó que “deberíamos remontarnos al menos 100 años para encontrar antecedentes que indiquen la construcción de un hospital de estas características”.

Los edificios donde actualmente funcionan los dos grandes efectores de la capital provincial –Cullen e Iturraspe– fueron construidos durante los primeros años del siglo pasado. “El edificio del efector José María Cullen fue inaugurado en al año 1909 y la primera estructura del hospital Iturraspe, data del año 1911”, dijo Storero.

Como dato ilustrativo y para que los santafesinos tengan una idea comparativa de la obra que se emprende, el ministro hizo referencia al edificio del hospital de Niños Orlando Alassia, que es el más importante de los efectores dedicados a la pediatría de la provincia, inaugurado en el año 1999. “Ese hospital abarca una superficie cubierta de 12.000 metros cuadrados, mientras que el nuevo edificio del Iturraspe tendrá una superficie superior a los 20.000 metros”, indicó el ministro.

Tanto los hospitales Vera Candioti, inaugurado en 1956; Mira y López, en 1938; y Sayago, que funciona desde 1980 en el lugar donde se encontraba el liceo militar General Belgrano, poseen superficies notoriamente inferiores a los grandes nosocomios citados anteriormente.

Otro de los aspectos que destacó el funcionario provincial tiene que ver con la ubicación del nuevo efector, tanto a nivel estratégico como así también en lo que respecta a su emplazamiento. “A partir del inicio mismo de esta gestión, por indicación del gobernador, desde el Ministerio de Obras Públicas y Vivienda, de acuerdo con el ministro de Salud, Miguel Ángel Cappiello, comenzamos a delinear acciones conjuntas para dotar a la ciudad de un hospital con la mejor infraestructura, con tecnología adecuada y máxima complejidad, conforme a las exigencias de las ciencias médicas”.

Además, Storero explicó que a partir de allí se definió la ubicación del nuevo efector de salud y se concluyó que el mismo debía estar situado en la zona norte de la ciudad capital. “Nos pareció un sector adecuado por diversos aspectos que tienen que ver básicamente con los lineamientos generales del municipio, con las vías de acceso a la ciudad, con la densidad de población y, lógicamente, para dar respuesta a una metrópoli que crece hacia el norte y que ve allí desbordada su capacidad de atención en materia salud”.

“La altura del lugar en función del plano de cotas de la ciudad fue también uno de los factores que se tomaron en cuenta al momento de elegir el sitio donde se construirá el nuevo Hospital”, concluyó Storero.

El nuevo efector, que estará ubicado en el predio del parque Juan B. Justo, en avenida Blas Parera, entre las calles Gorriti y Berrutti, en la zona norte de la capital provincial, contará con una superficie cubierta aproximada de 20.000 metros cuadrados.

Según el detalle técnico brindado por la Unidad Ejecutora de Proyectos de Arquitectura, las obras correspondientes a esta primera etapa comprenderán la cimentación de estructuras generales mediante pilotes y cabezales, columnas y tabiques de hormigón visto, losas nervuradas y vigas.

Para la ejecución del las estructuras de hormigón armado deberán realizarse trabajos complementarios de desmonte, rellenos, terraplenes y excavaciones.

"Empezamos a construir una nueva historia, que tiene que ser una continuidad de la historia que contaron y escribieron tantas mujeres y hombres, allá por los fines de 1800 y principios de 1900, cuando se inauguró el hospital Iturraspe. Nos sentimos orgullosos de escribir aunque sea una página de la salud pública de la provincia, en este caso, de la ciudad de Santa Fe”. Así se refirió respecto del nuevo centro de salud el arquitecto Mario Corea Aiello, en ocasión del acto de presentación del proyecto llevado a cabo el pasado 30 de julio, en el auditorio donde se encuentra el actual hospital Iturraspe.

Al respecto, Corea explicó que “tendrá aproximadamente 160 camas, más que las 120 ó 140 que se utilizan en Europa. El edificio se recostará sobre la parte trasera del predio, conservando todo lo que se pueda el espacio verde que se encuentra sobre Blas Parera. Estará constituido por una serie de pabellones unidos por una calle pública ("la rambla", un gran hall lineal) y una para los profesionales, con una construcción alargada detrás, destinada a todo lo que es servicios y dependencias”.

Además, en cuanto a la estructura, Corea Aiello indicó que la misma tendrá dos plantas, con un nivel de servicios intermedio. “Por allí circularán todas las cañerías y servicios, de manera tal que las reparaciones grandes puedan hacerse sin comprometer el funcionamiento de cada sección”, explicó.

Según se establece en el diseño, habrá dos accesos de emergencias sobre Gorriti, uno para las ambulancias y otro para quienes se acerquen en auto particular, y un estacionamiento ubicado en el otro extremo de la edificación.

La estructura permite que, desde el exterior o los patios internos, llegue luz natural a las habitaciones, oficinas y hasta los pasillos.

El nuevo hospital tendrá prestaciones generales, trabajará por grados de cuidados y estará dotado por un elevado equipamiento médico. Una vez en funcionamiento, cubrirá demandas de alta y baja complejidad, con servicios de consultas externas, maternidad, quirófanos, diagnóstico por imágenes y guardias, entre otros.

El plan del gobierno para la atención de la salud prevé tres tipos de efectores: en el primer nivel se encuentran los 80 centros de salud que está previsto construir en todo el territorio provincial. El segundo nivel consiste en la concreción de dispositivos de alta complejidad para la atención de pacientes ambulatorios, ubicados en grandes ciudades, como el nuevo Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias para la ciudad de Santa Fe. En el tercer nivel se encuentran el Iturraspe de Santa Fe y los hospitales de alta complejidad que se construirán en las ciudades de Reconquista, Venado Tuerto y Rafaela.

El objetivo es articular todos los servicios de salud pública en un sistema de complejidad creciente, que partiendo de los Centros de Salud armonicen con todos los efectores de la región, integrándose finalmente a todos los niveles de complejidad existentes en la provincia

Comentá la nota