Abrió "la saladita": la "Feria del Centro" ya compite en un segmento muy popular y de bajos precios

A primera vista, y con 54 puestos instalados, no parece competencia directa de los negocios céntricos. A medida que corren las horas se suma más gente. A las 11:45, comenzó una inspección municipal.
Con una oferta marcadamente orientada a los sectores más populares y de menores recursos, finalmente "la saladita" olavarriense, denominada por su dueño Lucas Torres "Feria del Centro", abrió en la mañana de este sábado tras una larga polémica, con 54 puestos que en breve apuntan a ser más.

Luego de las 10:00, las actividad era febril en Del Valle 3660 y en los fondos que dan a Pelegrino: además de la gente que entraba por la puerta principal para conocer el predio, por los fondos se sumaban vehículos cargados de mercadería que era llevada hasta los puestos.

¿Qué es hoy "la saladita", ese emprendimiento que hasta motivó la llegada a la Ciudad de una federación provincial de comerciantes para tratar de frenarla?

Simplemente un predio con una variadísima oferta de ropa sobre todo joven, bijouterie y carteras, lencería, artesanías, bazar, prendas de fútbol y rugby, pesca y hasta audio cuyo potencial de competencia en el mercado radica en precios muy bajos. Y orientada a un público muy popular, o que quiere gastar pocos pesos en cada compra.

La gran pregunta es ¿es tan fuerte la competencia directa con los negocios del centro? Por el momento nada indica que sea así. Sobre todo porque "la saladita" está orientada a economizar en toda la operación de venta, por el momento no tiene probadores y carece de las comodidades de un comercio tradicional, a pesar de que en la mañana de este sábado se hizo una inspección municipal para constatar que todo estuviera en orden.

Sí, en cambio, los puestos cumplen con lo anunciado por Torres al lanzar el proyecto: "queremos que la gente tenga la opción de comprar barato", había adelantado el joven el responderle a los comerciantes que se oponían a la apertura de la feria.

Los puestos, además, no son de un gran despliegue porque deben instalarse y levantarse el mismo día. Por eso llamaba la atención el "local" de artículos de pesca, montado de tal forma que parece un local comercial tradicional: "arranqué armando a las 7:00, y me llevó un rato", le contó su propietario a infoeme.com.

Los inspectores

No causó sorpresa en los dueños de la feria cuando llegó Rentas de la Municipalidad a las 11:45, para controlar la habilitación del local de la avenida Del Valle y de cada uno de los puestos.

Mientras la circulación de gente por el predio era incesante, los inspectores se abocaron a verificar que cada vendedor tuviera su libreta y además que coincidiera con el rubro. Asimismo, el titular del área, Marcelo Tuccio (en la foto caminando con Lucar Torres), admitió que era una inspección de rutina y "si algún puesto no está habilitado tiene cinco días para normalizar su situación".

Los inspectores (y el titular de Control, Renaldo Amándola, y personal de esa dependencia) recorrieron los 54 stands con los que abrió "la saladita" este sábado, confeccionaron las actas de inspección y, más tarde, se marcharon.

Comentá la nota