Se abrió un centro único para hacer estudios epidemiológicos

Forma parte de una red global de institutos de excelencia; trabajará con Chile y Uruguay
El mes que viene comenzará con el lanzamiento de un ambicioso estudio poblacional que, durante cinco años, irá produciendo información respaldada por controles médicos sobre cómo nuestro estilo de vida afecta la salud cardiovascular. Será único en su tipo hasta ahora en este lado del mundo y se comandará íntegramente desde Buenos Aires.

Se trata del primer Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular para América del Sur (Cescas), que será posible gracias a que una propuesta argentina, asociada con una universidad estadounidense, reunió la enorme cantidad de requisitos exigidos por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

"Los países están enfrentando una epidemia más grave de enfermedades crónicas, especialmente los países en desarrollo, que de enfermedades transmisibles. En la Argentina, el 60% de la población se muere por enfermedades crónicas y, de ese porcentaje, más del 30% es por alguna enfermedad cardiovascular, que hoy es la primera causa de muerte y a veces no recibe la atención que merece, sobre todo desde los programas del Ministerio de Salud y de otros organismos públicos", precisó a LA NACION el doctor Adolfo Rubinstein, presidente del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), donde funciona el Cescas.

La coordinación del flamante centro está a cargo de la cardióloga Vilma Irazola, que además es coordinadora académica de la Maestría de Efectividad Clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. "Tenemos muchísimo trabajo por delante", aseguró Irazola al pasar entre clases y reuniones de último momento para la presentación "en sociedad" del Cescas el primer viernes de septiembre. Allí estarán dos representantes de los NIH y la directora de la Organización Panamericana de la Salud.

"Es una iniciativa que surgió a partir de la convocatoria del Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre, perteneciente a los NIH -explicó Rubinstein, profesor de medicina familiar y salud pública de la UBA-. La convocatoria llamaba a crear un centro de excelencia para combatir enfermedades crónicas en países en desarrollo. Nos presentamos asociados con el Departamento de Epidemiología Cardiovascular de la Universidad de Tulane (EE.UU.) y tuvimos que reunir una gran cantidad de requisitos de calidad y experiencia en la investigación clínica y epidemiológica."

Evidentemente, la creación del Cescas resultó tan importante que hasta se anunció en la edición de junio de la revista The Lancet y se puede obtener más información tanto en www.nhlbi.nih.gov/about/globalhealth/centers/argentina-center-of-excellence.htm como en www.iecs.org.ar.

"La enfermedad cardíaca provoca un tercio de la mortalidad por enfermedades crónicas en el sur de América latina, y se espera que la mortalidad por causas cardiovasculares crezca significativamente. La investigación a través de este centro de excelencia en la Argentina nos ayudará a identificar los principales factores de riesgo cardiovascular para poder realizar futuros estudios de intervención. El entrenamiento en investigación epidemiológica y en prevención cardiovascular mejorará la capacidad científica en la Argentina, Chile y Uruguay", resumió la doctora Elizabeth Nabel, directora del Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre de los EE.UU.

Además de la Universidad de Tulane, otros "socios" del Cescas son la Universidad de la Frontera (Chile) y la Universidad de la República (Uruguay). El primer trabajo será un seguimiento a 5 años de 8000 adultos en cuatro ciudades: Bariloche y Marcos Paz (provincia de Buenos Aires), en la Argentina; Temuco, en Chile, y Canelones, en Uruguay.

"Vamos a ver cómo impactan los factores de riesgo cardiovascular, como el tabaquismo, el sedentarismo, la diabetes, la presión alta, el colesterol y la mala alimentación, u otros menos conocidos, sobre los trastornos cardiovasculares, principalmente el infarto de miocardio, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca -explicó Rubinstein-. Es el primer estudio con estas características en América latina y será la primera oportunidad de contar con evidencia local y comprobada por análisis clínicos [de sangre, electrocardiograma, IMC, control de la presión, etc.] de esos problemas. Además, abrirá líneas de investigación para otros grupos."

Comentá la nota