"Se abrió el arco, así que tengo que patear".

COPA LIBERTADORES / SAN LORENZO - LIBERTAD: HOY, A LAS 19: Papu Gómez festejó ante Banfield su primer gol en Boedo y esta noche, en choque clave contra Libertad, seguirá probando. "Va a ser duro, es la Copa", advierte.
Su fichaje fue uno de los pocos que movió un mercado veraniego afectado por la crisis mundial. San Lorenzo y el grupo inversor comandado por Marcelo Tinelli, se jugaron un pleno a quien viniera desparramando chiches con la camiseta de Arsenal. Alejandro Gómez desembarcó, entonces, en Boedo a cambio de 2.500.000 dólares por el 50% de su pase. Y la apuesta, un par de meses después, empezó a pagar intereses. Porque tras un par de actuaciones sin destellos, el Papu la rompió ante Banfield, hizo olvidar, al menos aquella noche, la carencia de fútbol tras las lesiones de Pablo Barrientos, líder creativo del equipo, y Santiago Solari, su backup inmediato. Golazo incluido, el mediapunta será hoy, ante Libertad, titular y responsable de arrimar las necesarias chances de gol. Un desafío al que no le teme, pese a estar bordeando el andarivel izquierdo, "una posición diferente a la que estoy acostumbrado, aunque con el paso de los partidos me voy a acomodar. No llego tanto al área rival, pero, igual, espero que empiecen a venir los goles. Ahora se abrió el arco, así que tengo que patear.

--¿Y a San Lorenzo ya te adaptaste?

--Creo que la adaptación pasa, básicamente, por conocerme con mis compañeros, saber cómo se mueven, que ellos sepan cómo me muevo, conocernos en la cancha. Se adquiere con el paso de los partidos.

--¿Este es el más importante de la Copa?

--Es el primero de los tres que nos quedan, que son todos difíciles. Hay que ganar, porque si no, nos quedamos en el camino...

--¿Preocupa Libertad o están tranquilos?

--Libertad preocupa. Y hay que respetarlo. Por algo está primero en la zona. Es un rival que juega muy bien, que ataca mucho. Pero ellos también nos van a respetar, porque tenemos un gran equipo y porque somos locales. Deberemos imponernos, porque se trata de un partido clave para la clasificación. Pero va a ser duro, es la Copa.

Para sortear la piedra guaraní, el Papu dice que el equipo deberá "mantener la línea mostrada ante Banfield, porque ese día estuvimos muy ordenados, manejamos la pelota, fuimos efectivos... Jugamos muy bien... Sin problemas. Ojalá repitamos".

Comentá la nota