Abren sumario contra empleados municipales que deben controlar el servicio de Transportes 9 de Julio

Las irregularidades sobre el uso de vehículos destinados a controlar el servicio de recolección de residuos de Mar del Plata tiene un nuevo capitulo.
El intendente Pulti decidió disponer la instrucción de un sumario administrativo contra los empleados municipales que habrían sido protagonistas de estos actos que huelen a basura. Se encuentra bajo sospecha el accionar de los agentes que deben verificar la tarea de la empresa Trasportes 9 de Julio SA que aspira del presupuesto comunal más de 80 millones de pesos.

LO QUE DICE EL MILLONARIO PLIEGO

En el millonario pliego de la licitación, se estableció que la 9 de Julio SA debía afectar para uso único y exclusivo de la Municipalidad 12 vehículos, tipo camioneta con capacidad para dos personas y cilindradas no menor a 1600 cm 3, a fin de ser utilizados para la inspección del servicio y control de la empresa, como así también para los programas tendientes a concienciar sobre el cambio de hábitos y costumbres.

Cabe señalar que en el pliego, se indica que dichos vehículos no pueden salir de los límites del Partido de General Pueyrredon ni ser utilizados para otras funciones que no sean las relacionadas con su utilidad especifica, debiendo contar con sendas inscripciones donde mencionen a la empresa prestadora al servicio de la Municipalidad de General Pueyrredon y un número telefónico de reclamos.

VUELCO Y DUDOSAS EXPLICACIONES...

Tal como reveló 0223.com.ar en septiembre de 2008, agentes municipales que desarrollan tareas en el EMViSUryGA habrían utilizando en forma irregular los vehículos destinados a fiscalizar el servicio de recolección de residuos en el Partido de General Pueyrredon. Con el artículo de este vespertino digital que daba detalles de estas anomalías, la Defensoría del Pueblo adjunta, Mónica Felices, comenzó una investigación de “oficio”.

Según se refleja en el reciente decreto registrado bajo el N° 256, el intendente Pulti explicó que “visto lo tramitado mediante expediente N° 1376/A/ cuerpo 1, y considerando que el mismo tiene origen en la denuncia telefónica de la Sra. Defensora del Pueblo adjunta, por posible mal uso de bienes afectados por parte del personal municipal”.

A reglón seguido, el Jefe Comunal indicó que “el día 23 de septiembre de 2008, el Interventor del Ente Municipal de Vialidad cita al Director de Servicios Públicos, Fernando Moris y a los responsables de los vehículos propiedad de la Empresa Transportes 9 de Julio SA asignados a los inspectores de la División Control de Prestaciones Privadas, para verificar su correcto funcionamiento”.

A su vez, el contador Pulti puntualizó que cuatro vehículos estaban en reparaciones y que uno de ellos: Chevrolet Corsa –FHQ 696, se encontraba en un taller de chapa en la calle Gaboto 8065, registrando una denuncia de choque, sin constar denuncia ante la Compañía de Seguros.

Ante esta situación, se lo consultó al Jefe de la División de Control de Prestaciones Privadas, Héctor Ciareniello, quien manifestó que el 9 de septiembre de 2008 “el agente Juan Pablo Torales, le notifica que yendo al camino viejo a Miramar, esquivando un caballo, el auto se dio vuelta sin ocasionar daño a terceros, aproximadamente a las 19.30 0 20.30 horas”.

Además, Ciareniello afirmó que un agente municipal no puede utilizar los señalados vehículos con fines particulares.

Por su parte, Torales explicó que el 9 de septiembre de 2008 entre las 19.30 y las 19.40 horas se encontraba “camino al predio de disposición final y antes de llegar al mismo se le cruzó un caballo, que hace una maniobra para no colisionar, muerde el pasto y hace un vuelco, el auto queda en posición normal y que estaba en esa zona por que se le había solicitado que verificara si había un contenedor volcado al lado de la ruta”.

Asimismo, el agente municipal dijo que cuando entregó el vehículo “en la empresa no le indicaron que efectuara la denuncia y por no poseer vehículo particular desconoce que debe hacer”.

LA MENTIRA TIENE PATAS CORTAS

En el decreto, el intendente Pulti asevera que “habiendo solicitado a la Dirección de Personal del Ente descentralizado información de asistencia del agente Juan Pablo Torales del día 9 de septiembre de 2008, la misma aporta que Parte de Inasistencia y Puntualidad con la firma del Director de Servicios Públicos, en el que consta que el agente mencionado se hallaba gozando del Premio de Presentismo del 8 de septiembre de 2008 al 12 de septiembre de 2008”.

Ante esto, el Jefe de la División explicó que “el agente Torales le había solicitado el uso de siete días de licencia (no especificó que licencia) a partir del 1 de septiembre de 2008 y hasta el 7 de septiembre de 2008 por lo cual consideró que el 8 de septiembre de 2008 se encontraba de servicio por lo cual le pidió que recorriera el camino del área para contactar un transporte de contenedores que estaría descargándose en zonas no autorizadas. En ese momento, le avisó que continuaría con la licencia por presentismo y llamándole la atención le solicitó que tomara el servicio nuevamente, omitiendo informar este hecho por la vía correspondiente”.

Y agregó que “los vehículos han salido del ámbito del Partido de General Pueyrredon con autorización, y que los inspectores cumplen su horario realizando sus tareas a bordo de los vehículos asignados siendo habitual que se autorice a los mismos a efectuar trámites personales toda vez que no se interfiera la tarea”.

De lo expuesto, el Jefe Comunal recalcó que “no queda claro el motivo por el cual el Jefe de División desconocía que el agente había solicitado Licencia, toda vez que el parte diario es de fecha 12 de septiembre de 2008, y en él se autorizan dos períodos de descanso”.

INICIO DE SUMARIO

El Asesor Letrado del Ente luego de haber analizado las actuaciones manifestó que “se ha podido constatar que el agente Torales, encontrándose gozando de su licencia, continuó utilizando en forma particular un vehículo propiedad de la empresa Transportes 9 de Julio SA”.

En tal sentido, sugirió “el inicio del sumario administrativo para considerar la conducta del agente Torales, al utilizar para fines particulares vehículos la con conducta de quienes autorizan, consienten o permiten tal utilización”.

En igual sentido, el intendente Pulti decidió que se disponga la instrucción de sumario administrativo a fin deslindar las responsabilidades que le cupieran, a los agentes involucrados en las irregularidades señaladas.

Comentá la nota