Abren una puerta para regular la pauta

Abren una puerta para regular la pauta
El oficialismo aceptó sumar un artículo que obliga a la autoridad de aplicación a fijar criterios de distribución de la pauta oficial entre los medios privados.
Pasadas las dos de la madrugada, cuando ya los diputados sentían el peso de las quince horas de áspero debate, se incorporó sorpresivamente la publicidad oficial en el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La resistencia del oficialismo a incluir el manejo de la pauta a los medios periodísticos, que creció trece veces desde 2003 y hoy supera los 620 millones de pesos anuales, fue blanco de las críticas opositoras.

En un párrafo agregado al final de artículo 76 se obliga a la autoridad de aplicación, previa consulta al Consejo Federal, a fijar los topes de pauta oficial que podrán recibir los medios privados con o sin fines de lucro, según "las condiciones socioeconómicas, demográficas y de mercado de las diferentes localizaciones". Además, exige al Estado que contemple "criterios de equidad y razonabilidad en la distribución". Es un primer paso a la regulación de la inversión publicitaria gubernamental.

Su inclusión en el texto fue un pedido expreso de los diputados socialistas, vía un punteo en papel que le hicieron llegar al jefe de la bancada K, Agustín Rossi, alrededor de las 21. Esta y otras negociaciones terminaron de sellar los retoques finales –en rigor, mínimos– que se plasmaron durante el debate en particular.

A cara de perro, el diputado ultra-K Gustavo Marconato, presidente de la Comisión de Presupuesto, fue el encargado de rechazar casi todos los cambios pedidos por los pocos opositores presentes. Tantos eran los "no", que el diputado Miguel Bonasso lo tildó de "portero de discoteca" y despertó la risa general. Los rechazos incluso exasperaron a los funcionarios del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) que, con su jefe Gabriel Mariotto, se quedaron hasta el final. Se había consensuado incorporar un inciso al artículo 12, propuesto por el diputado de Proyecto Sur, Claudio Lozano, que conmina a la autoridad de aplicación a realizar "estudios técnicos para evaluar nivel y efectos de las emisiones radioeléctricas sobre el cuerpo humano y el medio ambiente". Marconato, mientras conversaba por celular, se deshacía en señas para pedir la palabra y aclarar que eso no se incluiría. "No vamos a aceptar la modificación", dijo, emperrado, el santafesino. Mientras, una asesora de Mariotto escribió un mensaje en papel que pasó rápidamente a Rossi, quien intercedió ante Marconato. Después de varios minutos, y tras la intervención de otros diputados oficialistas a favor de la modificación, el santafesino cedió. Uno de los últimos agregados de la noche fue en beneficio de los artistas: se destinará el 2 por ciento de la recaudación que la AFIP debía girar a la autoridad de aplicación para el Instituto Nacional de Música. Así, a las 3.20, terminó la larga sesión, en la que se cantó la Marcha Peronista y hasta hubo aplauso a Raúl Alfonsín, a pedido de la radical K Silvia Vázquez.

Kirchner festejó en Olivos con Rudy Ulloa y Zannini

El gobierno nacional festejó ayer desde la madrugada el amplio triunfo que obtuvo en la Cámara de Diputados. Según pudo saber Crítica de la Argentina , el matrimonio presidencial siguió la votación desde la residencia de Olivos junto al jefe de la SIDE, Héctor Icazuriaga; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el jefe del bloque de senadores oficialistas, Miguel Ángel Pichetto, y el operador presidencial Rudy Ulloa.

Tras sus reiterados diálogos con Gabriel Mariotto en medio de la sesión, el matrimonio Kirchner volvió a sentirse afortunado por la oposición que tiene enfrente. "Se habían preparado bastante poco", le dijo a este diario un funcionario nacional que estuvo en el palco de invitados de Diputados.

Los operadores de Néstor Kirchner estuvieron atentos a los pasos del director de Relaciones Externas del Grupo Clarín, Jorge Rendo, a quien señalan como el "jefe de la oposición" en el Parlamento. En el oficialismo insisten en que el hombre que se esfuerza por amplificar los reclamos del holding en el Parlamento visitó a diputados de distintas bancadas. "Estuvo operando hasta último momento", le dijo a este diario un funcionario que repite el pensamiento del ex presidente. Los afiches en su contra que hizo el Gobierno para empapelar la ciudad de Buenos Aires lo dejaron bien claro.

El ex presidente ya augura que el oficialismo se impondrá en el Senado por cinco votos de diferencia. La intención de los Kirchner es aprobar el proyecto tal cual salió de Diputados, pero tampoco descartan ceder en función del triunfo. Con la ley aprobada, al lado del santacruceño creen que pueden pelear con chances las presidenciales en 2011.

Comentá la nota