Abren oficinas para jubilaciones en General Pico

Los interesados en jubilarse sin tener los aportes necesarios tendrán la posibilidad de hacer las consultas en la municipalidad. Un convenio entre la provincia y la comuna selló el acuerdo para la apertura del nuevo despacho.

Mediante un convenio de colaboración formalizado semanas atrás entre los ministerios provinciales de Bienestar Social y de Hacienda con la Municipalidad de General Pico se creó la oficina local del Centro de Inclusión Previsional (CEPIP).

La nueva dependencia funcionará en el edificio situado en la esquina de las calles 11 y la avenida San Martín, frente a la comuna. De acuerdo con la información suministrada, allí se podrán realizar trámites jubilatorios para mujeres mayores de 60 años de edad y hombres mayores de 65 años, que hayan o no realizado aportes provisionales. Esos trámites son de carácter gratuito y el gobierno provincial subsidia la primera cuota del pago de la moratoria correspondiente.

El programa presenta otros beneficios de interés. Un convenio con el Banco de La Pampa con el gobierno provincial facilita a los interesados el acceso al crédito para el pago de los años de aportes faltantes. El importe del crédito mencionado será descontado posteriormente a partir del primer mes de cobro de los haberes jubilatorios, durante un lapso de dos años.

Hasta el momento se informó que en La Pampa ya se ha presentado un total de 500 trámites, correspondientes a personas en condiciones de acceder al beneficio jubilatorio. La Ley Provincial 2498, que facultó al Poder Ejecutivo a crear un programa de gestión y asistencia provisional en el marco de la Ley Nacional 24476, estará vigente hasta diciembre de 2011. Son referentes del CEPIP en Pico la secretaria de Desarrollo Social de la comuna, María Victoria Álvarez y el representante provincial Raúl Cuevas.

Los interesados en gestionar los beneficios deben solicitar turnos llamando al teléfono 0800-666-8575, de 7 a 13, para luego presentarse en la oficina local del CEPIP entre las 8 y las 13, de lunes a viernes. Además, para recabar mayor información podrán consultar en la página web de La Pampa.

Desde que se conoció la iniciativa, en febrero de 2005, miles de personas se volcaron a las oficinas del ANSES para alcanzar el beneficio. Desde el gobierno nacional se había argumentado que el proyecto perseguía la "inclusión social". Se habían detectado una cantidad significativa de personas que no podían jubilarse porque no reunían las condiciones exigidas por la ley, como la cantidad de años de aportes. Por otro lado, esos casos mostraba otra cara también negativa: esas personas aunque quisieran trabajar no eran aceptados por su edad.

Comentá la nota