Abren instancia de diálogo y se frena remate de un pueblo

Se trata de alrededor de 11.000 hectáreas que están en disputa judicial, en cuyos terrenos residen numerosos pobladores.
El defensor del Pueblo de Santiago del Estero, Martín Díaz Achával, sostuvo que el remate de varios poblados y parajes del departamento Copo "dejó de ser un peligro inminente porque se abrió una instancia de diálogo" con el Comité de Acreedores del ex Banco Platense.

El funcionario se reunió con los pobladores para comentar los alcances del viaje hacia La Plata, junto a delegados campesinos, en donde se instruye la causa que los tiene preocupados debido al reclamo que interpusieron quienes se sintieron estafados cuando quebró el banco.

Se trata de San José del Boquerón y de parajes cercanos, a cuya zona de la conoce como El Ceibal.

"Los pobladores hablan de hectáreas y los acreedores de dinero. Entonces hay que buscar un acuerdo de que una franja del lote en disputa valga los fondos que reclaman los acreedores. Están en litigio 11.500 hectáreas, los pobladores reclaman cerca de 9000 hectáreas y los acreedores lo que pretenden es obtener el resarcimiento económico sin importarles cuántas hectáreas sean las que se vendan", explicó el defensor.

Los acreedores son la gran mayoría ex empleados de YPF que tenían en el banco indemnizaciones por despidos, más quienes se sumaron debido al concurso como abogados, contadores, síndicos, entre otros.

El problema se inició cuando un empresario de la construcción declaró ser poseedor de las tierras y cedió su título de propiedad al Banco Platense, del que era uno de sus principales accionistas. La entidad quebró y se desataron cientos de juicios para recuperar el dinero que estaba depositado.

"De llegarse a un acuerdo, la gente se comprometió a que la parte que se venda, se le entregará a quien compre libre de ocupantes. El Mocase, la ONG El Ceibal y la Defensoría del pueblo certificaríamos que las tierras no tienen conflictos", dijo Díaz Achával.

En La Plata, el defensor del Pueblo de la Provincia y los delegados de los pobladores de San José del Boquerón y de zonas aledañas se reunieron con el juez Daniel Sosa Aubone, quien tiene a su cargo la causa.

"El martillero dio la propuesta de que se compren 4000 hectáreas libres de ocupantes porque había un comprador de otro lugar pero en ese caso muchas personas deberán retirarse. Ante ello –dijo-, los delegados de las poblaciones se negaron porque la pretensión es mucha, pero la primera contrapropuesta se presentará esta semana en el juzgado que es un croquis explicando lo que se pretende por parte de los pobladores. Esto será el inicio de las negociaciones formales, las que comenzarán el jueves o viernes".

Los pobladores estarían en condiciones de ceder alrededor de 2000 hectáreas para tratar de destrabar la situación judicial que impusieron los acreedores del ex Banco Platense y evitar que se rematen pueblos y parajes de la zona del departamento Copo. 

Comentá la nota