Se abre una ventana al crédito para apicultores sin financiamiento bancario

Serían empréstitos blandos con tasa subsidiada. Los destinatarios: pequeños y medianos productores que sobreviven a la crisis del sector económico en el partido.
Los productores apícolas de nuestro partido, que vienen arrastrando una crisis y la desaparición de múltiples emprendimientos, podrían recibir una línea de créditos blandos desde la Provincia mientras se dilata la respuesta del Ministerio de Producción luego de un insistente pedido de audiencia.

Este haz de luz para los 200 pequeños empresarios del sector que sobrevivieron en Tandil, si bien no fue confirmado desde el estado bonaerense, podría destrabarse pronto según dejó entrever Gustavo Morteo, referente de la Cooperativa Apícola local.

Los préstamos tomarían en cuenta la situación particular de cada pyme, por lo que los montos a desembolsar –por parte de la Provincia- variarían y no serían uniformes.

“Es todo lo que sabemos, aunque todavía estamos esperando que nos corroboren ese crédito, que para los productores de miel sería fundamental porque hoy no tenemos acceso a una carpeta en un banco”, dijo a este diario Morteo, poniendo de relieve este paso que estarían por dar.

Se trataría de un empréstito para “toda la gente que no es sujeto de crédito para los bancos y quiere seguir manteniendo en pie sus colmenas”, manifestó el entrevistado.

Sobre todo podría beneficiar el panorama de los productores medianos y chicos, “ya que el más grande se las puede rebuscar para continuar con la actividad, los otros son los que más la sufren”, aseguró.

Tandil, históricamente un distrito importante en materia de producción de miel, ha caído estrepitosamente en los últimos años por múltiples factores de la macroeconomía, así como la influencia que peso ante la problemática del nitrofurano.

LA FIRMA DE ESPONDABURU

Hace dos años, el partido contaba con un registro de 600 emprendimientos apícolas, cifra que descendió a los 200 de nuestros días.

Precisamente, ese relevamiento fue realizado por la cooperativa antes de elevar un petitorio de audiencia a la ministra de Producción bonaerense, Débora Giorgi, cuya cartera aún no respondió.

Por escrito, y con el apoyo explícito del secretario de Desarrollo Local, Pedro Espondaburu, los explotadores de la miel elevaron una misiva a la repartición gubernamental, donde desnudan la gravedad de la situación, al tiempo que reclaman una reunión con autoridades que ostenten poder de decisión en la materia.

La nota, que presentaron hace un mes y medio, hasta el momento no recibió contestación, negativa que preocupa a los productores. “Estamos a la espera y analizando otras alternativas”, aseveró Morteo en relación a los créditos con tasa subsidiada y otros beneficios.

Más tarde, ratificaron que siguen en contacto con el senador provincial Néstor Auza, con quien tienen expectativas de facilitar las gestiones para hallar caminos de solución en la Gobernación.

“El producto chico, directamente abandona, vende las colmenas o se les mueren”, diagnosticó.

Para los productores de miel, hace falta una política estructural, coordinada, sustentable en el tiempo, integrando al productor viejo con los nuevos.

También insisten en poner dentro de la agenda las retenciones a la exportación de miel, que está en el 10 por ciento, cifra que para la realidad de la actividad consideran excesiva.

Comentá la nota