La UCR se abre a alianzas

Con la presencia de dirigentes de toda la provincia, el radicalismo riojano decidió ayer conformar un frente electoral para enfrentar los próximos comicios legislativos, aunque la decisión oficial la tomará el Congreso partidario que se reunirá el próximo 18 de abril.

Fuentes partidarias informaron que la condición para recibir a los socios políticos en las alianzas es que sean opositores tanto al kirchnerismo a nivel nacional como al bederismo o el mazismo en la provincia, y que “lo hayan manifestado al menos en las últimas dos elecciones”.

Con ello quedaron abiertas las posibilidades para que los boina blanca formen fila con los dirigentes provenientes del ARI, el PRO y hasta con el menemismo o los referentes de los puntanos Rodríguez Saá en la provincia.

En el plenario también se conversó de insistir con el proyecto de boleta únca, para que el nuevo sistema de voto se estrene con los comicios legislativos, proyecto que además comparten con las potenciales fuerzas políticas aliadas.

Otro de los puntos en los que los radicales decidieron insistir en la opinión pública es en la modificación del sistema electoral riojano. Ayer volvieron a rechazar de plano la Ley de Lemas y el sistema de enganches o neolemas que el bederismo consagró para la general de 2007, en la que varias listas -por ejemplo- de concejales aparecen junto a un solo candidato a intendente.

Es que a los radicales les entusiasmó la idea del gobernador y del ministro Cacho Luna de implementar las elecciones internas, simultáneas en todos los partidos para que los perdedores queden afuera del comicio y no se improvisen microemprendimientos partidarios para alentar candidaturas de los coyunturales opositores internos en el oficialismo.

Apoyo

Otro de los puntos distintivos de la reunión de ayer fue el aval que los radicales riojanos darán en la Convención Nacional a la conformación de un frente electoral con el Socialismo, la Coalición Cívica y los ex correligionarios del cobismo. El ex senador Raúl Galván se expresó en contra de esto.

Aunque la mayoría de los dirigentes se mostró en favor de las alianzas, aún hay sectores impregnados de optimismo que confían en que el radicalismo podría recuperar sus expectativas electorales concurriendo solo con candidatos propios a los comicios generales.

Comentá la nota