Abrazo solidario en el Parque Mitre contra la tala: "es un proyecto de ellos, no el que quiere la gente"

Unas cien personas estuvieron en el sector de los eucaliptus que el Municipio quiere retirar. Dijeron que a la obra del Bicentenario le falta "mucho sentido común" y que en lugar hay restos históricos. Dicen que una ordenanza avala su pedido. Llamaron al celular del Intendente y les prometieron una audiencia para este lunes.
En la tarde del domingo los pájaros estaban de concierto en la copa de los dos eucaliptus que hace décadas visten el paisaje del Parque Mitre, en Brown y Bolívar, como si supieran que debajo de esos árboles, a pesar del cielo gris y el frío, se juntaron casi cien personas para pedir que "no los derriben y se pierdan más de cien años de la historia de Olavarría por una obra pública", la del Bicentenario.

El pedido surgió espontáneo en el fenómeno de Internet, Facebook, con un "grupo contra la tala de árboles" que superó los dos mil adherentes, y siguió ya fuera del espacio virtual, este domingo, con un abrazo solidario en forma de reclamo dirigido al Ejecutivo local, encabezado por Luis Rodríguez Giglio (creador del grupo), Mary Rodríguez, Alejandro Recalde y la abogada María Victoria Wrigth, quien asumirá como concejal electa de la Coalición Cívica.

Coinciden en que el proyecto "no tiene sentido común" y que el Municipio está infringiendo una ordenanza vigente en la materia, "la de conservación de los árboles sanos". El creador del grupo intentó hablar con el intendente José Eseverri mientras se juntaba más gente, "para invitarlo al encuentro", pero la respuesta de su secretario privado, Fabián Blanco, fue una tibia promesa de audiencia para este lunes.

El grupo quiere llevar al Municipio su pedido para que "no derriben los árboles que tienen entre 90 y 110 años y están vivos" y plantear que está "en contra totalmente de los argumentos ridículos que dio el creador del proyecto Bicentenario (Leo Sainte Cluque), que dice que están en peligro de caerse por la erosión. Si fuera así realmente se tendrían que haber dado cuenta diez años atrás, pero no ahora que socavaron toda la tierra que sostenía los árboles".

Sostiene que "la erosión fue mecánica y no natural" y asegura que no está en contra de la obra, sólo de que volteen los árboles y por eso van a presentar una medida cautelar este lunes para que siga la obra, "pero sin tocar los árboles".

Este es el caso: "no nos oponemos al proyecto de obra pública, sino que pedimos que los árboles sean integrados al proyecto". Debajo habría "restos del primer Fortín de Olavarría y del Molino La Clara, y se encontraron vasijas, entonces tendrían que parar la construcción por el valor histórico del lugar".

Rodríguez Giglio le confió a infoeme.com, al cabo de un breve diálogo por celular, que "me comuniqué con el secretario de Eseverri para que venga, se sume y escuche la opinión de los vecinos, pero me dijo que mañana (por el lunes) lo vuelva a llamar para ver qué se podía hacer".

En el centenar de personas no pasó inadvertida la presencia de la ex directora de Turismo Graciela Rossetti y de Armando Guenzatti, titular de Hidráulica cuando Helios Eseverri era el intendente, quien se despachó sobre el tema con un poco de sarcasmo: "don Helios se debe estar revolviendo, nunca hubiera permitido tocar un solo eucaliptus", llegó a decir cuando lo invitaron para que sea uno de los oradores del encuentro.

Comentá la nota