Abraham, el piquetero del agua

El intendente de Guaymallén aseguró que acudirá a la Justicia y la Fiscalía de Estado para que se investiguen los últimos 10 años de provisión de ese recurso en Mendoza.
El intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham, pedirá a la Justicia y la Fiscalía de Estado que investigue lo actuado en los últimos diez años en materia de agua potable en la provincia. También sostuvo que la crisis por la provisión del servicio no debe padecerla sólo su departamento.

Alejandro Abraham analizó la presentación que efectuará próximamente y sospecha que "no sólo no se han incumplido contratos" por parte de los entes responsables, sino que se "ha imposibilitado el normal suministro de agua, que es fundamental para la población".

El jefe comunal no sólo apuntó a Obras Sanitarias Mendoza, empresa intervenida desde el 4 de agosto último. También sospechó de los informes en relación con el agua del río Blanco, que abastece Potrerillos.

Desde los organismos públicos se ha señalado que la nieve acumulada en la cordillera no se ha derretido lo suficiente para abastecer el sistema.

Abraham expresó que desde ayer a primera hora Guaymallén, en general, está abastecido de agua, según los informes del Ministerio de Infraestructura y de Obras Sanitarias.

El intendente indicó que solicitó a las autoridades provinciales "una compensación" en cuanto a la distribución del agua, "porque el corte y el faltante no deben ser sólo para Guaymallén", sostuvo y añadió que la crisis la deben soportar también los otros departamentos que son abastecidos por las plantas de Alto Godoy y Benegas.

"En otras palabras, aunque no suene simpático, que las desgracias las absorbamos entre muchos, pero de forma más espaciada. No puede ser que sólo una zona, Guaymallén, esté afectada 5, 6 o 15 días sin agua", subrayó.

En ese departamento, el miércoles consiguió restablecerse el servicio de la Perforación Alsina de Obras Sanitarias y ayer se procedió a la conexión del pozo de Nazerre y Cangallo, en el barrio Unimev, que anteriormente abastecía a esa barriada y ha sido recuperado. "Ahora va a volver a llevar tranquilidad por el agua a la zona sur del distrito Villa Nueva, que es la más afectada", señaló.

Indicó que en las próximas horas se firmará un convenio entre la Comuna y el Gobierno provincial para construir un pozo en Elpidio González e Independencia, en el distrito San Francisco del Monte.

También manifestó que se prevé reforzar el suministro de Las Cañas, el barrio Alimentación y lugares aledaños. Expresó que se aplicará el decreto de emergencia si es necesario, para hacer pública la utilización de un pozo en Estrada y Gutiérrez, que está en manos privadas.

Abraham expresó que son todas medidas de contingencia "para poder salir de la crisis" y destacó la importancia de las perforaciones existentes en Guaymallén, alrededor de una veintena, algunas de ellas en poder de "cooperativas del agua" en las zonas Este y Norte del departamento, indicó.

Javier Montoro, presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), argumentó que Obras Sanitarias potabiliza menos agua de lo que se consume y para ampliar su capacidad hace falta una inversión de $55 millones.

Tres obras indispensables

Desde el EPAS aseguraron que la solución en el mediano plazo para el problema depende de tres obras. Una es la ampliación de la planta potabilizadora de Benegas –demandará $47 millones–, que está en proceso de licitación y será financiada por el BID.

A esto se suma la rehabilitación de filtros rápidos para el establecimiento potabilizador Luján I, para lo que es necesario un gasto de $3.300.000, y la creación de un acueducto en Guaymallén que libere las redes, lo que mejoraría la presión.

Comentá la nota