Aborígenes retoman la protesta

Mártires López aseguró que de todos los puntos del acuerdo, sólo se cumplió con la entrega de un tractor a los productores, pero no con el combustible ni las semillas de algodón para siembra y consumo familiar y materiales para la construcción de las viviendas. Este lunes cortarán los accesos a Castelli, Las Palmas, San Martín y La Leonesa.
El líder de la Unión Campesina, Mártires López, señaló que la totalidad de los aborígenes que se encuentran nucleados en esta organización y también en la Comisión Zonal de Tierras, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) Aborigen y la Asociación Cacique Taigoyí están con gran descontento por el incumplimiento por parte del Gobierno del último acuerdo firmado el 7 de septiembre pasado.

Según publicó Primera Línea, a causa de esto, es que los indígenas decidieron cortar mañana lunes las rutas de acceso a las localidades de General San Martín, Juan José Castelli, Pampa del Indio y Las Palmas, por tiempo indeterminado hasta que se concrete la entrega de todo lo convenido en la última acta firmada entre las partes.

"De todo lo que prometió el Ejecutivo provincial, sólo se ha concretado la entrega del tractor que ya está siendo utilizado pero el resto de los compromisos quedaron sólo en promesas", detalló el dirigente aborigen, al tiempo que afirmó que "el Gobierno sale a decir que está prohibido cortar rutas en la provincia pero no hay ningún organismo que prohíba que siga mintiéndonos, si cumpliera nada de esto ocurriría".

López también sostuvo que de persistir el silencio oficial respecto de los compromisos no cumplidos nuevamente, regresarán a la plaza 25 de Mayo de nuestra ciudad, pero en esta oportunidad con mayor número de manifestantes que la vez anterior.

Lo que nunca llegó

Dentro de los compromisos que esperan su concreción, Mártires López precisó que no existen novedades acerca de las órdenes de compra para adquirir: los 40 litros de combustible para trabajar la tierra; las semillas de algodón para siembra y consumo familiar; los materiales para la construcción de las viviendas.

A esta lista de incumplimientos debe sumarse el retraso al pago de los 602 aborígenes jornalizados que tendrán a su cargo la construcción de las viviendas en las localidades antes mencionadas.

Los integrantes de la Mesa del Acampe manifestaron que se sienten nuevamente defraudados por el gobernador, Jorge Capitanich, quien había dado su palabra y su firma como garantía de que esta vez sí se efectivizaría la ayuda social.

Comentá la nota