Aborígenes mantenían cortada anoche la ruta nacional 34

Ayer al mediodía un grupo de 30 aborígenes realizó un piquete en el paraje Zanja Honda, 6 kilómetros al norte de Tartagal, sobre la ruta 34.
Los manifestantes reclamaron puestos de trabajo a una empresa que realiza la traza de un gasoducto que va desde Campo Durand a Tartagal y pasa por sus comunidades.

En un primer momento, los aborígenes exigían el pago de "servidumbre" (un canon que se paga cuando un obra pasa por un terreno privado), o puestos de trabajo.

A las 14, por gestiones del jefe de la UR4, Rubén Copa, lograron establecer un contacto con la empresa Contreras Hnos., que realiza el trazado del gasoducto.

Un representante de la firma se comprometió a dialogar con los piqueteros a las 18. A partir de allí se flexibilizó la medida y abrían cada 30 minutos el paso.

Pero a la hora de la reunión el representante no llegó, por lo que el bloqueo se endureció y quedó totalmente cortado el paso.

El bloqueo aún se mantenía anoche, al cierre de esta edición.

Otro piquete por obras

Horas antes, un grupo de 15 piqueteros, que afirmaron responder a Carlos "Tyson" Fernández, mantuvieron cortado el tráfico entre Tartagal y Mosconi, en el arroyo El Gritón, en reclamo de que la Provincia realice gestiones ante el Gobierno nacional para que reciban fondos para realizar obras.

Los sujetos, que estuvieron todo el tiempo encapuchados, habrían exigido el pago de peaje para permitir el paso. A los vehículos pequeños les cobraron entre 20 y 30 pesos y a los grandes más de 50. El bloqueo se realizó entre la medianoche y las 13 de ayer. Durante ese tiempo no liberaron el camino en ningún momento.

El piquete concluyó porque, según los sujetos, habían obtenido el compromiso de un funcionario provincial de llevar sus reclamos ante la Nación.

Comentá la nota