Abogados: "el poder no debe influir en la elección de jueces"

El Colegio de Abogados, en la editorial del último número de su revista, afirmó que "en una provincia de tan solo 300.000 habitantes, no se justifican los problemas que se ven en el funcionamiento de la justicia", pidió que los magistrados y funcionarios se elijan por su idoneidad y "sin injerencias de los factores de poder", y remarcó que "hemos aceptado como normal la excesiva duración de los procesos judiciales".
El texto, que está firmado por el consejo directivo que preside Juan Raúl Lordi, expresa que "decir que el servicio de justicia se encuentra en crisis, no es más que expresar una realidad incontrastable" y, en tal sentido, añade que "si bien en las circunscripciones 1ª (Santa Rosa) y 2ª (General Pico) pudo haberse incrementado el nivel de litigiosidad por el crecimiento de la población, consideramos que existen instrumentos como la mediación que ayudarían a descomprimir la tarea de los juzgados. Y en otros, donde la dificultad es acercar las personas a la justicia -como ocurre en la 3ª circunscripción (General Acha)-; deben implementarse rápidamente los juzgados regionales letrados".

Al repasar lo que ocurrió en 2008, la entidad enumeró -en tono crítico- como ejemplos demostrativos de su preocupación, "la existencia de un número importante de jueces o funcionarios sustitutos en los fueros y circunscripciones judiciales; magistrados que en la emergencia subrogaron hasta cuatro juzgados en forma simultánea por vacancia o licencia de sus titulares; la falta de funcionamiento en pleno de las Cámaras de Apelaciones de la 1ª y 2ª circunscripción desde hace más de un año; la falta de implementación de los juzgados regionales letrados previstos en la ley 1.675; y la demora en la integración del Superior Tribunal de Justicia".

Propuestas.

Más adelante, la editorial acentúa que "la excesiva duración de los procesos judiciales, que no hace mucho tiempo resultaba impensable -lo que nos diferenciaba de otras provincias-, hoy resulta una realidad instalada entre nosotros. Muestra palpable de esta situación es la prescripción de las causas penales y la larga duración de los procesos en el fuero civil, algo que además hemos aceptado como una normalidad, pero que a todas luces resulta irregular".

Agrega que "es indudable que la crisis, en la provincia, explotó debido a la falta de previsión en las vacantes que podrían generarse, ya sea porque hubo magistrados que se acogieron a los beneficios jubilatorios o bien por eventuales ascensos u órganos superiores; aunque también creemos que ha existido una inacción de los poderes Ejecutivo y Legislativo para revisar las actuales herramientas (Consejo de la Magistratura) e integrar esos órganos judiciales de una manera más rápida y eficaz, a través de profesionales cuya idoneidad no resulte cuestionada".

A modo de propuesta para solucionar los problemas, el Colegio reclamó "una mayor asignación de recursos, la modificación del actual sistema de designación de magistrados y funcionarios -sin injerencia de los factores de poder en su selección, sino priorizando la idoneidad como requisito excluyente-; la rápida incorporación, ante las vacancias, de jueces naturales que emerjan de los concursos; y la responsabilidad institucional que les cabe a quienes ejercen los poderes del Estado para cambiar el actual estado de cosas".

Finalmente, la institución que nuclea a los abogados abogó por "una efectiva contratación de empleados judiciales estables, dejando de lado el actual sistema de vacancias; la implementación de la mediación como instancia obligatoria; el mejoramiento e innovación tecnológica en el seguimiento de las causas; la capacitación de funcionarios y empleados judiciales; la especialización de juzgados; una equitativa distribución de recursos en las distintas circunscripciones; y la conformación de un cuerpo de peritos oficiales".

Comentá la nota