Abogados de Papelera trabajan en "transparentar la administración" de la empresa para su reapertura

Germán Vena y Alejandro Olivera son los letrados apoderados de los titulares de la firma que elaboraron un plan de trabajo que apunta, en principio, a sanear la empresa y ponerla nuevamente en funcionamiento. Entre otras cuestiones, contemplan la formación de un órgano de administración que no esté relacionado con los socios Jorge Scabuzzo y Abel Amaya, y otro de fiscalización interno.
En este último podrían intervenir los trabajadores. También se incorporarían nuevos socios. Los abogados señalaron que si bien las gestiones se están desarrollando bien, no hay una fecha cierta de inicio de la actividad.

Esta semana, Papelera Azuleña S.A. contrató al Estudio Jurídico Vena que, a través de su titular Germán Vena y de Alejandro Olivera, elaboró un proyecto que apunta fundamentalmente a transparentar la administración de la empresa con vistas a su reapertura.

Desde el lunes 7 de este mes la fábrica no está funcionando y sigue adeudando los haberes a sus trabajadores, quienes se encuentran en una situación por demás delicada.

Los abogados hablaron con este diario sobre el plan de trabajo, que entre otras cuestiones contempla la formación de un órgano de administración no relacionado con los socios y otro de fiscalización interno en la que tendrían participación los trabajadores; la incorporación de inversores, y también el blanqueo de deudas.

Informaron asimismo que ya presentaron en el Ministerio de Trabajo la documentación que certifica que Jorge Scabuzzo y Abel Amaya son presidente y vicepresidente respectivamente de la sociedad.

Hablaron de los acreedores, entre los que se encuentran CEAL, Camuzzi Gas Pampeana y el Municipio, además de los trabajadores y de los proveedores de materia prima.

Si bien señalaron que van avanzando en las gestiones para cumplimentar con el proyecto, no hay una fecha cierta de reinicio de actividades.

----

La conformación de la sociedad

----

En principio, al hablar con EL TIEMPO, Vena y Olivera indicaron que en lo que hace a la documentación requerida por la delegación local del Ministerio de Trabajo sobre la conformación de la sociedad, el viernes cumplimentaron todo lo requerido y acreditaron la calidad de socios de la firma de Scabuzzo y Amaya, como presidente y vicepresidente respectivamente.

"Ambos son los socios originarios tal como lo demuestra el estatuto societario presentado en la dependencia oficial", aclararon.

Consultados entonces qué sucedió con la incorporación de Cristian Auer, que en algún momento fue presentado como el presidente de la firma, dijeron que en realidad fue una cuestión interna entre los socios de la empresa pero reafirmaron que son los ya mencionados los titulares de la sociedad.

----

El plan de trabajo

----

En otro tramo, Vena y Olivera comentaron que en los últimos días realizaron gestiones tendientes a la continuidad de la empresa y, en este sentido, hablaron del programa de trabajo que trazaron.

En primer término, señalaron que se abocaron a la organización societaria presentando, como ya se mencionó, toda la documentación en el Ministerio.

En lo referente a la organización contable, los abogados indicaron que "se contrató un contador externo de la empresa para manejar todos los números".

Otro de los puntos que incluye el plan de trabajo es la averiguación de los estados y aspectos de la producción, más precisamente el funcionamiento de la maquinaria ya que ésta es de vieja data. Por esto decidieron contratar a un ingeniero especializado en la materia "para optimizar la calidad del producto. Es que hoy por hoy el papel que se produce se podría mejorar, y para eso hay que acondicionar la máquina. No es mucho, pero hay que hacerlo y lleva tiempo y dinero".

Dentro del plan también está prevista la gestión de blanqueo de deudas. Al respecto, explicaron que "como en el predio funcionan dos empresas, Papelera y Corrugadora, y siempre han funcionado semimezcladas, la idea es separarlas para ver cuál es la deuda de cada una".

Marcaron que los acreedores de la Papelera hoy son la CEAL, Camuzzi Gas Pampeana, la Municipalidad de Azul (por el crédito de 62.662 pesos que le otorgó en mayo), proveedores de materia prima y los trabajadores, que según dijeron son la prioridad.

------

Administración y fiscalización

-----

Por otra parte, dentro de ese plan que se trazaron están trabajando en la formación de un nuevo órgano de administración no relacionado con los socios y sobre el cual no tendrán injerencia directa. La participación de éstos será a través de un órgano de fiscalización interno.

Al respecto, explicaron que toda la administración de la empresa deberá rendir cuentas a ese órgano de fiscalización. La idea es que a éste último también lo integren los trabajadores.

"Como hasta ahora las cosas no se hicieron bien, nosotros tenemos que garantizar que la nueva administración sea independiente a los socios. Ellos participarán de la fiscalización, pero no van a tocar la administración", advirtieron y añadieron que "en este nuevo esquema, para que haya continuidad debe haber una administración clara, y para eso tiene que estar fiscalizada por terceros e inclusive los trabajadores porque ellos mismos se pueden garantizar el sistema a través de una intervención activa".

Fueron un poco más allá y sostuvieron que es intención que los empleados también tengan "un plus de la renta de la empresa, pero esto todavía no está perfeccionado".

Ante el comentario de qué es en realidad lo que se busca, porque no es muy usual que los socios queden tan relegados y se le dé ese tipo de participación a los trabajadores, consignaron que "buscamos que participen y vean cómo es el manejo de la empresa. Hay un descrédito hacia la administración de los socios, por eso van a quedar relegados", aunque van a tener a cargo distintas cuestiones, no lo tendrán sobre el manejo del dinero.

En este aspecto, advirtieron que "si bien son los mismos socios, a nosotros se nos ocurrió que ellos no manejen el circulante".

------

Saneamiento e inversores

-----

También se prevé la participación de terceros inversores que garanticen el inicio de las actividades a través del control sobre la compra de materia prima, metodología de producción, como así también seguimiento de la venta.

"Detrás de esto va a haber un inversor que va a poner el dinero porque los socios están asfixiados financieramente", dijeron.

Aseguraron que "todo es un hecho, pero si esto no se cierra en forma conjunta se cae porque el inversor necesita tener seguridad jurídica. Por eso nosotros buscamos transparentar la administración".

Asimismo, sostuvieron que todos estos puntos tienen que ver con la intención de la empresa de "garantizar un nuevo mecanismo de gestión para erradicar cualquier duda sobre la continuidad de viejas prácticas que pusieron en riesgo a la empresa y que llevaron a la situación actual" y que paralelamente contempla también activar otra línea de producción.

Por esto, se fijaron en principio "comenzar a sanear la empresa porque la situación de caída siempre está latente".

------

Los trabajadores

-------

Consultados sobre la situación de los trabajadores, que desde el lunes 7 de este mes están sin actividad, apuntaron que arribaron a un semi acuerdo en la audiencia que la semana pasada se realizó en el Ministerio, en la cual acordaron que esperarán hasta el 30 de septiembre (ese fue el plazo fijado) mientras se llevan a cabo las gestiones necesarias.

Advirtieron en este sentido que esas gestiones fueron supervisadas por los trabajadores Roberto Narvaja, Rodolfo Acosta y Elisén Pereyra, quienes "colaboraron activamente y nos acompañaron porque vieron que había un viso importante de continuidad de la empresa".

Resaltaron que todos los empleados "hacen un esfuerzo notorio, debido al atraso existente en el pago de quincenas y de acuerdos previos que motivaron las medidas implementadas".

Del plazo dado en Trabajo, dijeron que teniendo en cuenta que el Estudio comenzó la asesoría a la Papelera el martes de la semana pasada, no es mucho el tiempo del que disponen para poder cumplimentar con todos los puntos del proyecto elaborado por ellos.

Consultados concretamente qué pasa con el pago de la deuda que mantiene la empresa con los 22 empleados, dijeron que "están apoyando este proceso y la idea es llegar a cumplir con el plazo pactado".

Sobre cuándo podría ponerse en marcha nuevamente la fábrica, sostuvieron que "la idea es arrancar ya, pero hay que armar una empresa totalmente desorganizada, con un paro gremial, con deudas. Es imposible organizarla en 8 días. Estamos haciendo una tarea titánica y hasta ahora no hay una fecha cierta de inicio de la actividad".

Por último, consignaron que en todas las actividades que realizaron contaron con la colaboración de los sindicalistas Hugo de Franchi, Miguel Angel Burgos y Rubén Rodríguez; de todos los trabajadores, representados por Narvaja, Acosta y Pereyra y del secretario de Desarrollo Económico Diego Santillán. Además, agradecieron la colaboración en la mediación con los trabajadores del Ministerio de Trabajo, en la persona de Ricardo Cataldo.

Abel Amaya, vicepresidente de Papelera Azuleña; Alejandro Olivera y Germán Vena, abogados apoderados de la firma; y Jorge Scabuzzo, presidente de la empresa.

El pedido de quiebra

A raíz de la deuda que la empresa mantiene con los trabajadores, el Sindicato del Papel y la Federación del Papel, desde esta última se iba a solicitar la quiebra de Papelera Azuleña. Pero visto el nuevo proyecto, los representantes de esa entidad decidieron entrar en un compás de espera.

Consultados sobre este aspecto, Vena y Olivera señalaron que "una empresa cuando está en cesación de pago o tiene problemas económicos financieros, generalmente empieza a adeudar todo lo que es previsional, cargas sociales y demás. Pero luego de la audiencia, tuvimos buenos augurios por parte de la Federación en cuanto a que se lleve adelante el proyecto".

Añadieron que "en ningún momento mentimos y les dijimos que estamos tratando de poner en marcha la fábrica".

Comentá la nota