Los abogados, magistrados y judiciales se oponen al traslado del Tribunal del Trabajo

Mientras desde el Colegio de Abogados se pelea por la instalación de un segundo tribunal, la Corte quiere mudar el actual a un edificio en el microcentro de Pergamino, en condiciones que el foro considera inadecuadas. Desde el Concejo Deliberante se ha convocado a una reunión de entidades afines al tema, para analizar y brindar apoyo.
En ediciones anteriores de LA OPINION, el presidente del Colegio de Abogados, Guillermo Aiello, planteó la necesidad de la puesta en marcha de un segundo Tribunal de Trabajo en Pergamino, creado por Ley Nº 11.640, modificatoria de la Ley Nº 5.827 orgánica del Poder Judicial.

Desde la presidencia del Concejo Deliberante, que encabeza transitoriamente Mónica Filippini, se ha convocado para este martes al mediodía a una reunión de entidades afines al tema, para analizarlo y brindar su apoyo a la propuesta de instalación de la nueva dependencia judicial.

A su vez, Aiello dio a conocer que días atrás, por carriles diferentes a los que corre el pedido mencionado, recibió una consulta de la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, interesada en evaluar con el Colegio de Abogados la posibilidad de trasladar el Tribunal actual fuera de la sede del edificio de Colón y Pinto, más precisamente en un inmueble en plena zona céntrica y bancaria, en planta alta.

La llegada de esta nota sobre fines de la semana pasada, que fue contestada al día siguiente, provocó una profunda sorpresa y un absoluto rechazo por parte de la institución colegiada. Dice en su nota, dirigida a la Dirección de Administración y la Dirección de Arquitectura de la Corte Provincial: "Es loable que se nos haya consultado en esta instancia, puesto que de otra manera estas cuestiones son pasibles de generar un grave problema cuando la decisión está tomada. El inmueble, a nuestro entender, presenta varios inconvenientes tales como su ubicación en planta alta, sin ascensor, lo que implica una barrera arquitectónica para discapacitados y accidentados (de asidua concurrencia al Tribunal del Trabajo), lo que adquiere absoluta relevancia, e implica el incumplimiento de normas vigentes nacionales, provinciales y de la propia Suprema Corte de la Provincia. Se trata de una locación en plena zona céntrica y bancaria de Pergamino, lo que genera que sea una zona de difícil acceso, sin lugares para estacionar ni playas habilitadas a tal fin que puedan absorber la mayor afluencia de público. Además, se encuentra en el mismo edificio con dependencias con las que interactúa permanentemente, como son la oficina de mandamientos y la receptoría de expedientes.

"Este último es un tema no menor, ya que tratándose de nuestro único Tribunal, con graves problemas de integración, requiere para constituirse en audiencia diariamente del sorteo de un juez civil o penal, el que se efectúa en receptoría de expedientes y que luego requiere de la concurrencia del juez a la audiencia, lo que se tornaría imposible por estar el mismo en un edificio distinto, a diez cuadras y con los inconvenientes ya planteados. No puede soslayarse además que la ubicación del Tribunal del Trabajo en el edificio de Tribunales responde a razones de estricta índole histórica, ya que precisamente la Corte se hizo del inmueble por una operación de permuta efectuada por la Municipalidad de Pergamino contra la entrega del inmueble donde funcionaba el Tribunal desde los años 40.

"Su traslado a un lugar alejado de Tribunales, que presenta los inconvenientes apuntados, provocaría un problema de proporciones para abogados, justiciables, otras dependencias judiciales y toda la comunidad de Pergamino. La presente se adelanta vía fax y se está enviando para ser agregada al expediente a la mayor brevedad posible. Solicitándole respetuosamente nos haga saber con la mayor premura, la resolución que se adopte".

El presidente del Colegio confirmó que tanto la Presidencia de la Cámara de Apelaciones, ejercida por Graciela Scaraffía, que tiene la superintendencia del edificio, como la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) local, cuyo secretario General es Julio Díaz, enviaron sendas notas con similares argumentos, oponiéndose terminantemente al traslado propuesto.

Aiello se mostró muy preocupado por la cuestión y manifestó: "La verdad, este tipo de decisiones recomendadas por gente que no conoce la historia del Departamento Judicial, ni su arraigo, ni sus necesidades y conveniencias resultan francamente ridículas y moverían a risa, si no fuera que son tomadas por profesionales con altos cargos administrativos en la estructura de la Corte Provincial, es decir, por gente con el poder necesario como para cometer cualquier desaguisado, si nos toman desprevenidos. Es evidente que sumamos un obstáculo más a nuestra lucha para la instalación de un segundo Tribunal, estamos efectuando una profunda investigación para ver si la idea surgió desde alguien de nuestro Departamento y, en tal caso, pediremos a sus superiores que tomen las medidas necesarias para sancionarlo, puesto que nos llegó en una instancia definitoria, con un expediente armado en silencio, el cual tanto la Cámara (de Apelaciones), como la AJB, como nosotros, desconocíamos totalmente. No puede ser que cosas tan importantes se manejen así, que tengamos que hacer arder los teléfonos pidiendo por favor que no nos destrocen el Departamento Judicial. Más allá de toda crítica, que las tenemos, sobre el accionar de la Justicia, al Departamento vamos a defenderlo porque costó mucho conseguirlo, consolidarlo; es nuestro, de toda la comunidad y estamos cansados de la desidia y la falta de interés de algunos funcionarios, que demuestran un desprecio por la realidad de la Justicia, la que palpamos día a día los que caminamos los pasillos de Tribunales. Por suerte, estos temas fundamentales nos encuentran unidos y con un objetivo único tendiente a tener la Justicia que una ciudad como Pergamino merece, por su importancia regional y por lo que aporta al Presupuesto".

Comentá la nota