Abogados exigen concursos y un CAM bien equilibrado

Asumieron las nuevas autoridades del colegio profesional de la capital. En su presentación judicial, los letrados ratificaron que la creación de un sistema de designación de magistrados interinos carece de sustento.
En la presentación judicial que concretó el jueves, el Colegio de Abogados reiteró la tesis de que el problema sobre la cobertura provisoria de las vacantes en la Justicia podría haber sido evitado si la Legislatura se hubiera ajustado a la sentencia de la Corte Suprema de Justicia y hubiera organizado equilibradamente -por ley- el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM).

El criterio de la entidad, donde ayer asumieron las nuevas autoridades, encabezadas por el presidente de la institución, Eudoro Aráoz, es que con un CAM equilibrado podrían haber sido seleccionados, en forma definitiva y mediante concursos públicos, los postulantes a jueces inferiores. Este mecanismo establecido por la reforma constitucional de 2006 no se aplica para los vocales del alto tribunal, para quienes rige el sistema de designación político tradicional.

“El CAM no existe”

En el escrito, el apoderado de la institución, Luis Emilio Rodríguez Vaquero, que actúa con el patrocinio letrado del constitucionalista porteño Alberto Bianchi, fue terminante. “El CAM no existe y el único responsable por su falta de organización, en debida forma, es el poder político”, aseveró.

Rodríguez Vaquero pidió que sea respetado el criterio mayoritario que impusieron en la Corte Antonio Gandur, René Goane y Ebe López Piossek. Según estos, de la Constitución de 2006, sólo fue declarada nula la facultad que se confería al Poder Ejecutivo para que organizara discrecionalmente -por decreto- el CAM, pero no el resto del artículo 101, inciso 5, que exige la celebración de un mecanismo de selección que incluya concursos.

El letrado insistió en la misma idea: “no existe discusión jurídica alguna respecto del contenido del actual artículo 101, inciso 5, con la única excepción de a quién le corresponde organizar el CAM. Entonces, el Poder Ejecutivo bien hubiera podido canalizar su esfuerzo en la ratificación legislativa de una organización transitoria del CAM, en vez de crear por ley un sistema de designación de jueces (interinos) que carece de todo sustento constitucional”.

Precisamente, los abogados solicitaron a la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que, por medio del dictado de una medida cautelar, suspenda el mecanismo previsto por la Ley 8.136. Esta norma posibilita que los poderes políticos designen directamente jueces interinos sin ningún sistema de selección previo que permita controlar la idoneidad o los antecedentes jurídicos de los postulantes.

Rodríguez Vaquero recalcó que, con la Ley 8.136, el oficialismo pretendió eludir el criterio establecido por la mayoría de la Corte. “El gobernador se queja de que no lo dejan nombrar jueces y que ahora hará lo que pueda para enmendar esa situación durante diciembre o enero. Esto evidencia que la Ley 8.136 y su decreto reglamentario Nº 4.201/1 fueron pensados y diseñados para sortear la limitación jurisdiccional que se puso al poder político”, expresó.

Comentá la nota