Los abogados del Estado intervinieron en 1.800 causas

La cifra es de 2008. Los problemas de familia originan el 75% de los casos que atendieron los defensores.

Está previsto que para 2009 cinco de las ocho defensorías del distrito centro se dediquen a los casos de familia.

Los abogados del Ministerio Público que representan sin costo a ciudadanos que no pueden pagar un asesor letrado, actuaron en más de 1.800 causas civiles y penales a lo largo de 2008 sólo en el distrito judicial de la Capital y alrededores.

Del total de causas atendidas por los defensores oficiales el 75 por ciento tuvo que ver con divorcios, cuotas alimentarias, regímenes de visitas para hijos de padres separados y otros temas relacionados a conflictos familiares.

La defensora general Adriana Arellano, que coordina la actividad de los letrados gratuitos, remarcó que "por la situación económica que se vive cada vez hay más demanda de la comunidad".

"Para el Ministerio Público de la Defensa ha sido un año un tanto difícil aunque productivo... Tuvimos el acompañamiento de los Poderes Ejecutivo y Legislativo", manifestó Arellano.

Para el 2009, se dispuso que cada abogado se especialice en un área específica.

Según lo dictaminó el Ministerio Público, a partir del 1 de febrero los defensores oficiales civiles número 1, 2, 3, 4 y 5 del distrito centro se avocarán a las causas de familia.

En tanto, las defensorías 6, 7 y 8 se dedicarán a los fueros civil y comercial, laboral, de concursos y quiebras, ejecutivos y contencioso administrativo, el registro de comercio y de minas.

Desde el Ministerio Público se difundió que además se seleccionó a cinco nuevos profesionales para que atiendan las necesidades de los ciudadanos de escasos recursos, y que el objetivo del año pasado fueron "mejorar la calidad técnica" de las actuaciones.

Cárceles

Adriana Arellano se manifestó por la necesidad de un tratamiento específico para aquellos jóvenes acusados de delitos.

Al respecto, la funcionaria señaló que "en general los penales están ordenados, limpios y con los talleres funcionando, pero les falta mucha infraestructura y adecuación para solucionar la problemática de los menores". Al respecto, la magistrada aseguró que el Ministerio Público y la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios, dependiente del Ministerio de Justicia, están trabajando para que "en el menor plazo posible haya lugares donde el niño con causa judicial reciba una contención y rehabilitación real, con tratamientos para las adicciones, por ejemplo".

Las defensorías oficiales también se dedican a supervisar la situación de los penados y sus condiciones de alojamiento.

En diciembre, los representantes del Ministerio Público visitaron la cárcel de hombres y la de mujeres en villa Las Rosas, como así también la unidad penitenciaria número dos de Metán.

Comentá la nota