Abogados dicen que sin Justicia peligra la República

Durante una movilización, los profesionales reclamaron la pronta integración del Consejo Asesor de la Magistratura por medio de una ley
Unas 300 personas rodearon ayer el Palacio de Tribunales en una marcha en la que el pedido fue contundente: respeto por la independencia del Poder Judicial.

Cerca del mediodía, la movilización, organizada por los dos colegios de abogados, afectó el tránsito de los vehículos en las inmediaciones del edificio. No obstante, en vez de insultos de los conductores, los manifestantes recibieron bocinazos de apoyo. Las ventanas de muchos despachos judiciales permanecieron abiertas y, desde dentro, funcionarios y empleados también expresaron señales de acompañamiento. Asimismo, en las mesas de los bares de la zona se oyeron voces a favor de la protesta.

"Esta fue una verdadera marcha de la bronca. Le pedimos al gobernador, José Alperovich, y a los legisladores, que dejen de destruir la República. No rige un sistema democrático en Tucumán, no volvamos a un baño de sangre", sostuvo Jorge Cheín, en el discurso más firme que se pronunció en el acto realizado en la plaza Yrigoyen.

El vicepresidente de la entidad profesional de esta capital centró su crítica en la Legislatura. "Estamos en contra de quienes no se pusieron los pantalones largos para sancionar una ley que organice el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) y que permita ocupar el 30% de los sillones hoy vacíos con jueces independientes, imparciales y elegidos por concurso. La sociedad está huérfana de Justicia", dijo. Acotó que la demora en pronunciar sentencias, dado que hay una treintena de cargos vacantes en la Justicia, genera perjuicios económicos, profesionales y familiares.

Unidad, no corporativismo

El titular del Colegio de Abogados del Sur, Alejandro Molinuevo, resaltó la importancia de la unidad de los letrados. "Esta lucha es brava, pero no es corporativa. Nuestro objetivo no es nombrar jueces. Simplemente, nos pidieron nuestro aporte y se lo dimos. Sin embargo, aplazan sine die una ley que conforme el CAM, como si fuera una cuestión menor. Se deben abocar a dictar ya una norma", se quejó.

El cierre estuvo a cargo del presidente del colegio profesional capitalino. "Los magistrados deben ser independientes de todo tipo de poder, político y económico; deben dar garantías de imparcialidad y deben satisfacer las necesidades de la población. El Gobierno debe cumplir con la obligación de proveer a la administración de Justicia, como lo imponen la Constitución Nacional y los tratados internacionales", advirtió Eudoro Aráoz.

El directivo vinculó el planteo de los abogados a la eterna lucha del hombre por su libertad, y destacó que, con la democracia recuperada hace 25 años, llegó la esperanza de lograr la institucionalidad plena. "Parece mentira que hoy debamos seguir peleando por esto. No nos merecemos esta afrenta porque somos capaces de tener una sociedad mejor. Los abogados no designamos ni seleccionamos jueces; sólo pedimos que se cumpla con la Constitución y con los fallos dictados como consecuencia de los planteos que fueron efectuados", dijo.

Aráoz remarcó que los ciudadanos nunca deberían temer que el poder político avasalle su libertad, su patrimonio o su vida. "Sin soberbia, pero con firmeza, pedimos que sean solucionados los problemas en el Poder Judicial", agregó.

Con esperanza

En un contacto posterior con la prensa, Aráoz consideró positivo que en el oficialismo comiencen a trabajar en un proyecto de ley para la integración del CAM. "Esperamos que cuando el tema llegue a la Legislatura, nos inviten a tratarlo para poder exponer nuestro punto de vista, de manera de conseguir la mejor ley posible", planteó.

El directivo reconoció que, mientras tanto, en la entidad profesional, siguen estudiando las presentaciones que concretarán próximamente ante organismos internacionales -entre otras medidas- en reclamo de que se garantice que en el CAM tucumano no haya preeminencias del poder político. "La Argentina y Tucumán necesitan institucionalidad, que es un presupuesto básico para el desarrollo de los pueblos y para su progreso económico", recordó.

Comentá la nota