Abogados critican el servicio de Justicia

Esa amplia mayoría cree que es regular o malo. Entre las causas señalan la politización, la designación de amigos en cargos interinos y la falta de capacitación de los empleados.
Que el ciudadano de a pie no tiene una buena imagen del funcionamiento de la Justicia no debería ser, a esta altura, una noticia que sorprenda. Pero saber que es casi unánime la opinión negativa entre los profesionales del derecho es todo un dato, al igual que las causas de ese mal funcionamiento. UNO accedió a una encuesta que será presentada mañana donde se analizan estos aspectos.

El 96% de los matriculados de la sección Paraná del Colegio de Abogados cree que el servicio de justicia es regular o malo. El dato surge como uno de los más relevantes de una encuesta de opinión realizada entre julio y setiembre por la empresa "Datos Consultora", por encargo de las autoridades de esa sección. En principio, vale decir que aparece como un hecho destacable que el Colegio de Abogados indague sobre esta realidad.

La opinión de los abogados sobre el funcionamiento de la Justicia entrerriana se divide en un 70% que lo califica con un regular y 26% como malo, frente a una opinión positiva que no supera el 3%.

Para fundar una opinión tan adversa, los abogados señalaron que el servicio de justicia "está muy politizado", tanto entre los jueces como entre los empleados judiciales; que falta de capacitación de los empleados; que hay una gran cantidad de juzgados cubiertos por jueces suplentes que tienen directa relación, familiar o de amistad, con los miembros del Superior Tribunal de Justicia, o que no hay criterios comunes respecto a honorarios, atención o requisitos para determinados trámites.

Igualmente se señala como una de las causas de esa valoración negativa el escaso compromiso de la Magistratura respecto de las necesidades de la sociedad; las demoras injustificadas en los juzgados; la baja regulación de honorarios; y la designación "antidemocrática" de jueces y secretarios, que ha desvalorizado el servicio de justicia "a un grado tal de carecer de estabilidad y seguridad jurídica".

También aparece la mención a que las consecuencias que generó en el ámbito judicial la crisis de 2001 aún no han sido superadas.

Más allá de estas severas críticas, se señalan también algunos "inconvenientes" que atentan contra la posibilidad de un mejor desempeño. Allí aparecen menciones a la "morosidad judicial", acompañada del consejo de crear de nuevos juzgados y el nombrar más empleados, además de profundizar la capacitación de los mismos.

Luego se menciona, con porcentajes similares, a la "burocracia", a la "falta de unificación de criterios jurídicos", al defectuoso "desenvolvimiento de los magistrados" y a la "falta de designación de jueces y secretarios titulares".

Respecto del último aspecto, la sección Paraná del Colegio de Abogados se ha expresado a través de presentaciones efectuadas ante el Colegio de Abogados de Entre Ríos para transmitirlas al Superior Tribunal de Justicia, como también en forma pública, con la convicción que como parámetro a seguir (para esas designaciones transitorias) deben tomarse los concursos del Consejo de la Magistratura, en la medida en que los futuros suplentes posean condiciones mínimas de idoneidad para el cargo, ya que de esta forma se contaría con profesionales que han logrado superar los requisitos necesarios para obtener el cargo concursado, logrando un salto cualitativo en la designación de funcionarios.

Por juzgados

El desempeño de los juzgados de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nº 1 y 2 fue considerado, como "bueno" con un 66,7% y 60%, respectivamente. El juzgado de Familia Nº 2, Secretaría Nº 1, fue calificado como "bueno" por el 38,5% de los encuestados. El de Primera Instancia del Trabajo Nº 2 logró el 46,9% de opinión favorable.

En cambio, más de 80% prefirió no opinar sobre los juzgados de Instrucción Penal, Correccionales, Cámara del Crimen y Juzgado de Ejecución de Penas. Se presume que esto se debe a que la opinión del funcionamiento del fuero penal debería abarcarse desde el punto de vista de los imputados por delitos y las víctimas de los mismos; sin dejar de considerar que seguramente el fuero al que en menor medida se dedican los abogados.

Igualmente escasa es la opinión de los profesionales del derecho sobre los juzgados de Primera Instancia en lo Civil y Comercial 9 y 10.

La mediación

El instituto de la mediación judicial obtuvo una opinión positiva menor a lo que podría imaginar alguien que no sea del "ambiente judicial".

La mediación es, básicamente, una negociación asistida para resolver cuestiones conflictivas de distinta índole sin apelar a un juicio. Se trata de un proceso que generalmente es "poco formal, voluntario, confidencial pacífico y cooperativo", definen los textos de derecho, ya que los que participan aceptan la intervención de un tercero (el mediador), quien dirige el proceso.

La calificación del instituto como "malo" llegó a un 34,7%, mientras que el 56,1% consideró que era "bueno" o "regular". Esta dispersión de opiniones encontró sin embargo un punto de mayor consenso, que es la necesidad de reformar algún aspecto del proceso, en lo que estuvo de acuerdo el 88,6% de los consultados.

Este aspecto tampoco es novedoso para la sección Paraná, que ya ha formulado algunas recomendaciones como, por ejemplo, que se exceptúe de la mediación previa obligatoria a los juicios de usucapión y a aquellos juicios por cobro de pesos de poca monta.

Comentá la nota