Los abogados califican como una "trampa" la propuesta del PE

Eudoro Aráoz, presidente del Colegio de Abogados de Tucumán, dijo que el proyecto oficialista mantiene un fuerte predominio de los poderes políticos en el ese órgano.
Eudoro Aráoz, presidente del Colegio de Abogados de Tucumán no dudaron en calificar como una "trampa" la propuesta que lanzó Sergio Mansilla, presidente subrogante de la Legislatura, de conformar el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) sin integrantes del Poder Ejecutivo ni del Colegio de Abogados.

"Nosotros nunca hablamos del Poder Ejecutivo, sino de los poderes políticos. El espíritu de la Constitución es que los representantes políticos no tengan la potestad de manejar la designación de los funcionarios judiciales", explicó Aráoz en diálogo con El Siglo.

Según adelantó Mansilla, la intención del oficialismo es tratar un proyecto de Ley el mes próximo para solucionar de una vez el tema de las vacantes en tribunales, que alcanzan a 34, y amenaza con paralizar la administración de Justicia. El parlamentario adelantó que la propuesta del oficialismo contempla un CAM de seis miembros, tres representantes de la Legislatura (dos por la mayoría y uno por la minoría) y tres jueces (dos integrantes de la Corte Suprema y un vocal).

"Esto es una ficción, porque lo que nosotros buscamos es que el poder político no maneje el Consejo de la Magistratura. La clase política debe participar pero no manejar a su antojo, y en este caso de seis integrantes, 3 serían legisladores", aseguró Aráoz. El letrado también comentó que el diálogo para encontrar una salida se encuentra cortado, y ahora sin interlocutores luego de la designación de Juan Manzur como ministro de Salud de la Nación y de Francisco Sassi Colombres en calidad de interventor de la Caja Popular de Ahorros.

"Esperamos que cumplan su palabra y nos convoquen a dialogar", argumentó Aráoz, quien agregó que la propuesta oficialista está a contramano del llamado que realizó la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner justamente desde Tucumán el pasado 9 de Julio, para que todos los sectores de la sociedad se sienten en la misma mesa a discutir los temas pendientes.

Aráoz profundizó sus críticas y dijo que en la provincia "hay una concepción errónea de la democracia, en la cual los votos dan la potestad de hacer cualquier cosa. La democracia es participativa y no delegativa, como algunos pretenden. Por ejemplo, para hacer un plan de salud hay que llamar a médicos, si se busca un proyecto urbanístico hay que convocar a arquitectos. Nosotros no podemos estar afuera, y así lo dice el fallo de la Corte Suprema, cuando indica que el Colegio de Abogados es parte del proceso de administración de Justicia".

El letrado argumentó que "no se puede avanzar sin diálogo. Esto sería no escuchar los que dijeron el pueblo argentino y Tucumán en las elecciones del 28 de junio. Insisto, esperamos que cumplan su palabra y nos llaman a dialogar" en cuanto con quien deberían llevar adelante el proceso, especificó que no es competencia del Colegio de Abogados elegir con quién deben sentarse".

Los letrados proponen un cuerpo más amplio

El pasado 25 de marzo, luego de un encuentro entre las cúpulas del Colegio de Abogados de Tucumán y sus pares del Sur, consensuaron una propuesta diametralmente opuesta a la que propondría el oficialismo en la Legislatura, según dejó trascender Sergio Mansilla, virtual vicegobernador ante la licencia de Juan Manzur.

Un Consejo amplio

Concretamente, los abogados propone un CAM integrado por 12 miembros, tres representantes por la Legislatura (dos por la mayoría y uno por la minoría), tres de los Colegios de Abogados con una particularidad, cuando se trate la designación de magistrados de la sede judicial de Capital, serán dos por de esta sección y uno del sur. La relación se invierte en caso de que se trate de jueces del Centro Judicial Concepción.

Los magistrados

El Poder Judicial también tendría tres representantes, el vocal decano de la Corte Suprema de Justicia y los dos restantes de los jueces con rango inferior, que serían elegidos en elecciones.

En tanto que tres académicos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán completarían el cupo. En este caso, sería la UNT la encargada de determinar el proceso de selección.

La propuesta prevé que la selección se realizará por concurso de antecedentes y oposición, con mayor puntaje para el último mecanismo, y todo el proceso sería monitoreado por un Tribunal Evaluador, integrado por un juez, un abogado de reconocida trayectoria (en ninguno de los casos podrán integrar además el CAM) y un académico de otra provincia.

Una vez que el Consejo termine con su labor deberá elevar al Poder Ejecutivo una terna vinculante, y será el PE quien tendrá la última palabra ya que será potestad suya designar al juez para cubrir las vacantes. Este es el proceso para cubrir los despacho vacantes de manera definitiva, pero en la iniciativa se estipula que, hasta tanto finalice el proceso, el abogado que ocupe el primer lugar en el concurso de antecedentes y oposición se haga cargo del juzgado de manera provisoria (subrogancias).

En las antípodas

En tanto, en el proyecto del oficialismo, el CAM estaría integrado por tres miembros del Poder Judicial: dos por la Corte Suprema y un camarista, y otros tres representantes de la Legislatura: dos del oficialismo y uno de la oposición.

El Poder Ejecutivo también tendría participación en este esquema, ya que deberá elegir uno de los nombres que integren la terna propuesta por el CAM para que, previo acuerdo de la Legislatura, asuma en la Justicia.

Como se aprecia, la polémica promete seguir.

Comentá la nota