Abogado de Tránsito Local estima que la sentencia demandará otros 4 años

La causa por 103 millones de pesos, heredada de la gestión Zanatelli, avanza a paso lento. Ya fracasó una audiencia conciliatoria. La querella cree que "un arreglo razonable debió rondar al menos el 30 %" del reclamo.
Los asesores legales de la empresa "Tránsito Local S.R.L.", que a principios de esta década demandó a la Municipalidad por una cifra astronómica cercana a los 103 millones de pesos, estiman que se deberá esperar -al menos- otros 4 años para conocer la sentencia.

El juicio, que cursa en la Suprema Corte bonaerense, recién aguarda el ingreso a la etapa probatoria, donde las partes mostrarán sus cartas para justificar sus acciones, luego de la rescisión del contrato de concesión firmado por el ex intendente Julio José Zanatelli, a mediados de 2002.

El doctor Juan Manuel Hitters, abogado de Juan José Bissio, el empresario que mantiene esta larga batalla judicial contra el estado local, concedió una entrevista telefónica a LA VOZ, donde repitió sus pronósticos sobre un fallo favorable, aunque admitió que quien pierda seguramente apelará a la Corte Suprema de Justicia.

La causa -explicó- "sigue en trámite, está a despacho, y se debería abrir a prueba", destacó el titular del estudio jurídico con sede en La Plata. Refirió así al período donde declararán los testigos y los peritos mostrarán sus pesquisas en torno al dilatado expediente.

Según Hitters, la prueba "más importante del proceso está producida". Son las actas que labró la empresa cuyo trámite nunca habría cursado la Municipalidad hacia el Juzgado de Faltas. Precisamente, Tránsito Local comenzó el reclamo cuando -de acuerdo a sus argumentos- la firma "labraba infracciones y la comuna las dejaba tiradas sin cobrarlas". También cuantificó la querella "la cantidad de autos que estacionaban por día, a través de una certificacion notarial". Entre el monto del reclamo, la firma pide el lucro cesante.

Del mismo modo, el propio Hitters reconoció como "escalofriante" la cifra de 103 millones que solicita Tránsito Local, aunque respaldó cada punto de la demanda. En el cálculo se estimó la cantidad de tarjetas de tránsito no cobradas, por ejemplo.

Al mismo tiempo, el entrevistado aludió a los intereses que entrarían en juego de obtener una sentencia contra la comuna. "Se devenga desde el momento del hecho hasta el momento del pago. Puede ser por la tasa activa o la tasa pasiva del Banco Provincia. Esto es fijado expresamente por la Corte", anticipó.

EL ARREGLO, DESESTIMADO

Asimismo, el doctor Hitters rememoró una audiencia que tuvo lugar en Tandil, donde la Secretaría de Legal y Técnica y la querella se sentaron a dialogar sobre una pretendida negociación, que nunca llegó a buen puerto ya que el municipio niega de plano los cargos y jamas realizó una oferta.

Esa reunión en nuestra ciudad "fue hace dos años, se planteó la posibilidad de algún arreglo, pero eso no prosperó. Sabemos que el municipio ya no va a hacer ofertas porque esto es política neta, se sabe que esto no lo pagará la actual gestión. Confiamos en llegar a una sentencia inexorablemente".

Preguntado sobre el porcentaje de una virtual negociación, el abogado querellante sostuvo que "un arreglo razonable no debería bajar del 30 % del reclamo total".

De darse este desenlace en primera instancia, a la comuna "no le quedaría otra opción que pagar o recurrir a la Corte Suprema de la Nación. Aunque con una sentencia de la Corte provincial ya se pueden trabar embargos", alegó Hitters.

Sobre la cobrabilidad de una suma tan abultada (103 milllones representa más del 70 % del presupuesto total de la municipalidad local en 2009), el letrado dijo que "es posible ya que la Provincia le anticipa fondos a futuro de la coparticipación a las municipalidades que pierden juicios. Además, la comuna tiene bienes propios que se pueden embargar".

Cabe señalar que Juan Manuel Hitters es sobrino del doctor Juan Carlos Hitters, integrante de la Suprema Corte provincial, donde se dirime el expediente Tránsito Local. El parentezco con el abogado de parte obligó a la abstención del magistrado. "Ganamos y perdemos juicios como cualquier otro colega", alegó el representante legal de la firma que querella a la comuna.

(recuadro)

Raconto

Durante la intendencia de Julio José Zanatelli, la comuna concesionó a la empresa Tránsito Local SRL el servicio de administración y explotación del ordenamiento del tránsito. En 2000, empezó un cruce de cartas documento, donde se achacaban incumplimiento mutuos del contrato. Luego, en 2002, aquel jefe comunal decretó la rescisión "anticipada y por culpa exclusiva" de la empresa. Entre otras cosas, le endilgaba que la privada no invirtió en obras de infraestructura vial. El caso tomó estado público durante el primer mandato del intendente Miguel Lunghi. Su ex secretario de Legal y Técnica (hoy presidente del HCD) Juan Pablo Frolik llevó el caso hasta que asumió su sucesor, Marcelo Giaconi. Precisamente, Frolik fue accionista de Tránsito Local antes del conflicto.

Comentá la nota