Abogado denunció abuso de poder en la justicia correntina.

Un reconocido abogado del foro local denunció públicamente ayer al fiscal general del Superior Tribunal de Justicia, César Sotelo.
Habló de apremios ilegales contra cinco personas que se encuentran detenidas desde hace nueve meses, en el marco de una causa en la que se investiga un robo sin violencia en el domicilio del funcionario judicial. Lo que pareciera grave es la utilización abusiva de los medios del Estado en una causa de poca monta mientras no se actúa de la misma forma frente a hechos de mayor importancia. Anoche la denuncia cobró dimensión nacional a través de Crónica TV, poniendo en el banquillo no ya al Fiscal sino al conjunto de los que en el marco de la causa han coadyuvado a crear un inaceptable privilegio. Lo notable es que a pesar de que la jueza dispuso la libertad, hasta la fecha la misma no se hizo efectiva. Las derivaciones del caso podrían llegar a sorprender.

La denuncia fue planteada ayer por el ex diputado nacional Walter González Cabañas, un destacado profesional del medio de larga trayectoria en el campo profesional y política, quien pone en el centro del debate y la consideración pública la forma como se mueven los resortes del poder del Estado en la Provincia, instalando un hecho de resonante significación en el mundo de derecho y la política.

González Cabañas actúa como defensor de Karina Maidana, su sobrino, Gabriel Maidana y Diego Díaz, tres de las cinco personas imputadas en el hurto al domicilio de Sotelo, ubicado por calle Brasil de la Capital provincial, que se registró a principios de mayo de 2008.

En su estudio de calle Plácido Martínez 1.284 de la Capital provincial, González Cabañas dijo a Agencia Corrientes que "es inconcebible que por un simple robo estas cinco personas estén presas desde hace más de nueve meses, cuando mis defendidos ni siquiera tienen antecedentes" y precisó que "los acusados deben estar en libertad y en caso de que avance la investigación sí ser citados por la Justicia".

El letrado sostuvo que "hay abuso de autoridad por parte del fiscal Sotelo", ya que "se trata de una causa donde cinco personas están detenidas por el robo de un televisor de plasma, una notebook y dos camisetas del Club Mandiyú".

Además, cuestionó severamente que "por un simple robo haya más de 30 órdenes de allanamiento, secuestros de vehículos, desgrabaciones de comunicaciones telefónicas y cinco personas detenidas hace meses".

González Cabañas precisó que durante el año pasado se presentó un recurso de amparo y se inició un proceso de excarcelación bajo caución real, "pero el día en que el juez que entiende en la causa dio la orden de liberación, Sotelo y otro fiscal imputaron otra causa a los detenidos por supuesta asociación ilícita y que está bajo secreto de sumario", aseveró.

Entre otros detalles, reveló que el expediente de la causa cuenta ya con más de cinco cuerpos, "algo que resulta insólito si se considera que se trata de un simple robo", dijo el abogado defensor, para quien "no hace bien al derecho que un fiscal general como Sotelo avasalle de esta forma la ley".

"Estamos en un estado de debilidad del derecho cuando pasa este tipo de cosas", prosiguió el letrado, quien negó cualquier tipo de participación de sus defendidos en el hecho.

También acusó de "arbitrario" al fiscal Sotelo, al indicar que tiempo atrás se presentó en la Comisaría de la Mujer para interrogar por fuera de la causa a Karina Maidana, a quien "amenazó de forma violenta y le dijo que se iba a pudrir en la cárcel".

Anoche lo dicho a la Agencia Corrientes tomó estado nacional con la difusión que hizo Crónica TV de un reportaje realizado horas antes.

Comentá la nota