Una abogada litiga para y contra el municipio

La funcionaria es procuradora municipal. Figura en el listado de 150 abogados de Procuración, dato registrado en un transparente del tercer piso de la Municipalidad. Obviamente, su domicilio legal es el mismo que el del legislador.
De probada ubicuidad política, Miguel Ortiz Pellegrini sabe también estar en el momento justo, en el lugar adecuado. Esto incluye sus cimbreantes adhesiones entre los partidos de poder y el despliegue de actividad profesional de su estudio jurídico, siempre con mucha puntería.

Así parece demostrarlo su multimillonario patrocinio contra la Tamse y el municipio, sin perjuicio de que él sea en la Legislatura el "abogado" que debe defender los intereses de la ciudad.

Pero han surgido nuevos detalles sobre la plasticidad político/profesional del legislador juecista. El más importante, lejos, es que un integrante de su estudio jurídico, Susana Liliana Aguirre, también revista como abogada en la estructura -de 150 profesionales- de Procuración Municipal.

La designación de esta letrada data del 18 de junio de 1991 (Decreto 566), cuando Ramón Mestre era intendente y en vísperas del divorcio de Ortiz Pellegrini con Lea Morán, quien luego de ser titular de la Subsecretaría del Menor, la Mujer y la Familia, con Eduardo Angeloz en el gobierno, pasó a revistar como camarista en el entonces flamante fuero de familia.

En la actualidad, el nombre de Susana Liliana Aguirre (DNI 11.747.232) está en el transparente del tercer piso de la Municipalidad, en un listado que incluye nombres y teléfonos de los 150 letrados que trabajan de procuradores del municipio. Su teléfono es el 423-5365.

Pedido de Sahaspe

Este dato, el número telefónico, fue el primer indicio que encontró este diario sobre una serie de oportunos interrogantes que plantea el concejal Elvio Sahaspe en un proyecto de pedido de informes, presentado el jueves y aún no tratado por el cuerpo. Es que Susana Liliana Aguirre integra el estudio de Ortiz Pellegrini, al punto de que en la "Guía Jurídica de Córdoba 2008", que elabora anualmente el Colegio de Abogados, figura en la página 5 su nombre con domicilio legal en San Martín 73, 2º piso, oficina 19, exactamente el mismo que el de Miguel Ortiz Pellegrini y del hijo de éste, y también socio, Miguel Ortiz Morán (página 45).

¿Puede alguien litigar a favor y simultáneamente en contra del municipio? Da la sensación de que aquí alguien debe dar una explicación, por lo menos.

Fundamentalmente porque tanto Ortiz Pellegrini como su hijo han dicho que los juicios contra la Tamse son acciones legales del estudio, tratando así de desligar al legislador de las denuncias que le apuntan directamente a su persona con al artículo 88 de la Constitución, que prohíbe ser funcionario del Estado y litigar contra él.

Reacción legislativa

El pedido de informes de Sahaspe debería tratarse con prontitud. Esto no habría que descartarlo, atento a que uno anterior del mismo edil y sobre el mismo asunto (la presunta participación del concejal Fernando Machado, también socio de Ortiz Pellegrini, en las demandas contra la Tamse) fue rápidamente debatido y aprobado en el recinto, incluso con el apoyo del bloque juecista.

Pese a que Ortiz Pellegrini es uno de sus miembros y a que el intendente Daniel Giacomino le ha solicitado su pronta participación en el asunto, la Legislatura, en cambio, se ha mostrado más parsimoniosa en la consideración del tema.

No obstante, autoridades de la bancada mayoritaria de Unión Por Córdoba han asegurado que no pasará la próxima sesión del cuerpo, el miércoles, para comenzar a analizar el asunto que involucra a uno de sus integrantes.

Comentá la nota