Abel Miguel: "Estamos frente a otro impuestazo del gobernador Scioli que afecta la producción"

El paquete aprobado por Diputados prevé aumentos en Inmobiliario Urbano y Rural y la Patente, así como la creación de un gravamen a las sucesiones y a la carga y descarga de mercadería en los puertos. Aseguran que en el Senado se convertirá en ley rápidamente.
El diputado provincial Abel Miguel –radical en el Frente Coalición Cívica– realizó duras críticas al trámite parlamentario que tuvo en la cámara baja bonaerense la reforma impositiva que impulsa el oficialismo y fue aprobada el miércoles a la noche.

El ex intendente cuestionó "la falta de debate y el tramite relámpago que tuvo la iniciativa" y sostuvo que "la nueva ley tiene un fin meramente recaudatorio, rompe el principio de equidad de los tributos y es sólo un parche que no alcanza para paliar el grave déficit presupuestario provincial, generado en parte porque Scioli sigue sin reclamarle a la Nación los fondos que le corresponden a Buenos Aires en materia de coparticipación federal".

Según el legislador, "una ley tan importante, que aumenta en forma despropor-cionada e inequitativa los impuestos provinciales y modifica sustancialmente el código fiscal, merecía un tratamiento legislativo acorde".

Para el ex intendente, merecía otro trabajo. "Necesitábamos la participación de las comisiones de la Cámara de Diputados, la consulta con los distintos sectores productivos de la provincia y un debate exhaustivo en el recinto entre las distintas posiciones de los legisladores", resumió.

Las críticas también fueron para el cobismo. "El oficialismo optó por imponer sin más su mayoría parlamentaria y sin debate de ninguna naturaleza, y con la complicidad de un diputado que pertenece al sector del vicepresidente Julio Cobos (fue expulsado del bloque) logró los votos necesarios para darle media sanción, en una sesión cuasi escandalosa", agregó.

Abel Miguel dijo que la reforma impositiva aprobada anoche "es un ataque a la producción primaria y también a la producción en general" y cuestionó los aumentos que prevé el proyecto en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural –que en algunos casos llegarán al 300% al utilizarse un nuevo parámetro valua-torio– y automotor, como así también la creación de un gravamen sobre la carga y descarga de mercadería en los puertos, y el otorgamiento a ARBA de la facultad de secuestrar autos por deudas de Patente, cuestión que ya la Justicia había desestimado en anteriores oportunidades por inconstitucional.

Cómo sigue

La iniciativa ahora irá al Senado bonaerense, en don-de sería convertida en ley en la próxima semana.

La aprobación del proyecto en Diputados se produjo en un trámite relámpago, que no incluyó debate ni exposiciones, luego de que la bancada del PJ-Frente para la Victoria consiguiera un ajustado quórum, logrado a partir de la presencia en el recinto de dos diputados opositores, uno de los cuales fue separado de su bloque por esa actitud.

El oficialismo consiguió el quórum necesario para sesionar, en efecto, gracias a la presencia en el recinto del presidente del bloque de la Concertación –alineado con Julio Cobos– Patricio López Mancinelli (quien sin embargo, luego votó en contra del proyecto) y del diputado del unibloque Buenos Aires Federal Hugo Bilbao, quien apoyó con su voto la norma en general aunque se opuso a lo dispuesto en el artículo referida a las cargas portuarias.

Además, aportaron al quórum con su presencia en el recinto dos diputados del bloque oficialista cuya presencia en la sesión fue puesta en duda hasta último momento: el ex ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó, quien votó en contra de la norma, y Héctor "Cholo" García, recibido con aplausos por sus compañeros cuando fue a ocupar su banca.

Así, el oficialismo logró las 47 presencias necesarias para iniciar la sesión. Y alcanzado el quórum, la oposición también ingresó al recinto para dar el debate sobre la iniciativa. Pero en un momento, antes de que comenzara la discusión, López Man-cinelli se paró como para abandonar la sesión y los opositores se retiraron en bloque, creyendo que dejaban a la Cámara sin quórum. Sin embargo, el cobista se quedó y los oficialistas aprobaron el proyecto en pocos segundos, para no dar tiempo a la oposición a que volviera.

La norma, por otra parte, fue aprobada con algunas modificaciones sobre el proyecto original que se habían introducido antes de la sesión. Así, se reformó el tributo que se aplicará al movimiento de mercaderías en los puertos, bajándolo de $24 a $18 para la descarga y de $8 a $6 para la carga de los buques, y se eximió del gravamen a la pesca, la arena, el canto rodado y la piedra partida.

Además se incluyó a Tres Arroyos en los distritos exentos del Inmobiliario Rural.

Comentá la nota