Abel Furlán (UOM Campana) sobre la decisión de Chávez: "las nacionalizaciones no tendrían un impacto directo en Siderca"

La nacionalización de empresas vinculadas al grupo Techint, dispuestas recientemente por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, generó varias polémicas y cuestionamientos por parte de diferentes sectores en nuestro país.
Una de las primeras voces fue la de Unión Obrera Metalúrgica, a través de su secretario de Prensa a nivel nacional, y concejal local, Abel Furlán.

El dirigente sindical estuvo presente ayer en la visita del Viceministro Carlos Molina, en el Camping del Sindicato Químico y se volvió a referir al tema.

"No vislumbramos que las nacionalizaciones puedan llegar a tener un impacto directo en la estabilidad laboral de los empleados de la planta Siderca Campana. En el marco de esta crisis, nosotros hemos podido sostener los vínculos laborales y la estabilidad haciendo de esto, una prioridad de este sindicato. Esperamos seguir así durante los meses que dure este período de crisis", expresó Furlán.

En cuanto a la visita del Viceministro Molina, opinó, "el gobierno provincial sabe del potencial de nuestra región, de nuestro distrito, y nos parece bárbaro que se fomente y se fortalezca el diálogo con las autoridades bonaerenses para mejorar la situación laboral de todos los trabajadores".

Y agregó, "admitimos que no es el mejor escenario para la industria y los obreros pero estamos seguros que no se va a salir de él despidiendo a trabajadores. Solamente vamos a poder salir de esta crisis si somos capaces, cada uno de los sectores, de hacer el aporte que haya que hacer para pasar este momento que tanto nos afecta".

30 % de la caída del poder adquisitivo

En este sentido, aseguró que los trabajadores están aportando "su granito de arena" para atravesar esta crisis, aceptando suspensiones y caídas de la producción que han llevado a tener una pérdida del poder adquisitivo superior al 30 %. "Son momentos muy difíciles también en cuanto al tema salarial. Aún no hemos podido negociar con el empresariado nuevas recomposiciones salariales. En el marco de la crisis se ha perdido el 30 % del poder adquisitivo y es necesario que también la empresa entienda esta situación", expresó Furlán.

La planta de Siderca Campana continúa realizando turnos laborales rotativos de 6 x 1, en tres turnos. Si bien algunos sectores están más afectados que otros, las suspensiones anunciadas de diez días por mes, por cada trabajador, no se están llegando a completar en su totalidad.

"Hay una población de 900 obreros que han tenido que soportar el cronograma de suspensiones aunque no todos con la totalidad de los 10 días mensuales, ya que se depende de la necesidad de cada uno de los sectores productivos. Ojalá que este escenario de crisis desaparezca lo antes posible para recuperar la producción y la normalidad de la planta", concluyó el dirigente gremial de la UOM SeccionalCampana, Abel Furlán.

Comentá la nota