Abasolo declaró ante el fiscal y se desvinculó del caso Gamsur

El ex presidente de la empresa de higiene urbana se presentó ayer en Tribunales. "La acusación en mi contra fuerza los hechos y el derecho", se defendió. Está imputado junto con Masoero y Capello.
El ex presidente de la empresa mixta Gamsur Martín Abasolo se presentó ayer a declarar ante el fiscal Walter Guzmán, oportunidad en la que se desvinculó totalmente del caso judicial.

Abasolo está imputado en grado de sospecha leve por el delito de inobservancia de los deberes del funcionario público.

Los otros dos imputados son los empresarios Juan Carlos Masoero y Alcides Capello, a quienes se los acusa de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública en grado de tentativa.

Si bien las indagatorias se postergaron, porque uno de los tres abogados defensores debió viajar de urgencia, Abasolo se presentó ayer para prestar declaración ante el fiscal.

A pedido de los concejales Enrique Novo (Frente de la Gente) y Eduardo Scoppa (Coalición Cívica), la Justicia investiga si existieron irregularidades en la determinación del plus por inflación que debía afrontar el Estado.

Según el fiscal Julio Rivero, que tuvo a su cargo la investigación hasta que debió apartarse, Abasolo no controló detalladamente los cálculos que la mixta pasó como ciertos.

En tanto, los socios privados sobrevaluaron intencionalmente los costos de la empresa para cobrarle de más al Estado.

"Simplemente vine a traerle al fiscal elementos para la causa y a dar mi versión. Le expliqué mi actividad y lo realizado y acompañé esto con documentación", dijo Abasolo tras hablar con el fiscal.

Y añadió: "El fiscal me leyó lo que resolvió el doctor Rivero y escuchó mi versión. Soy el único sospechado leve y el primero en prestar declaración".

-¿Según usted, no tiene nada que ver con la causa?

-Absolutamente. Según los hechos y el derecho, no hay ninguna posibilidad de un reproche hacia mi persona. Entiendo que esta acusación fuerza los hechos y el derecho.

Abasolo se presentó a declarar ayer porque durante el resto de la semana se ausentará de la ciudad para disertar en Córdoba sobre temas vinculados con el ámbito judicial.

Según trascendió, le aportó al fiscal documentación en la que se argumenta que el cargo que ocupaba no era el de un funcionario público, a la vez que aclaró que, si bien fue designado como tal, nunca asumió como presidente de Gamsur.

Para el fiscal Rivero, hay sospechas fundadas de que Gamsur infló los números de los mayores costos de 2008 para cobrarle al Municipio varios millones de pesos de más.

Por eso, imputó a los dos directores privados, Masoero y Capello, por el delito de fraude en perjuicio de la administración pública en grado de tentativa y también a Abasolo, aunque en grado de sospecha leve.

Los empresarios en cuestión son quienes ocupaban el cargo de directores por la parte privada cuando la empresa mixta le reclamó al Municipio 12,6 millones de pesos en concepto de mayores costos por 2008.

La decisión judicial abarca sólo al año 2008 dado que los años anteriores todavía están bajo investigación.

En tanto, Rivero se terminó apartando de la causa y en su lugar asumió el fiscal Guzmán.

Tras la declaración de Abasolo en Tribunales, ahora les tocará el turno a los empresarios locales Masoero y Capello.

El PJ no acompañará el salvataje a la mixta

El bloque del Partido Justicialista decidió ayer no acompañar el salvataje financiero a la empresa mixta Gamsur.

"No vamos a acompañar este salvataje. Primero porque aún no se hizo el traspaso de las acciones desde el sector privado al Municipio y, segundo, porque queremos tener acceso a los números de la empresa", señaló a PUNTAL el concejal Ricardo Rojas.

Y añadió: "La compra de Gamsur se vendió como el negocio del siglo. Pasaron dos meses y ahora la empresa necesita un salvataje".

La ordenanza que se tratará en el recinto contempla subir el canon e inyectar otros $ 3,2 millones.

Comentá la nota