Por “abandono” de obra rescindieron contrato con adjudicataria del Ernesto Sábato de Ushuaia

El Gobierno provincial rescindió el contrato con la empresa adjudicataria de la obra de construcción del colegio Ernesto Sábato tras detectar, el área técnica del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, el “abandono” de la obra.
Según el decreto 2171/08, tras la inspección realizada en la obra se concluyó en que existen las condiciones para proceder a la rescisión “por culpa exclusiva del contratista” (Ing. Héctor Czelada, Estudios de Ingeniería). Tras señalar que “todos sabemos la necesidad, y la urgencia de poder contar con la ampliación de este edificio lo más pronto posible”, el ministro de Obras Públicas, Daniel Lepez, manifestó que “buscaremos la forma, legal y transparente, para hacerlo rápidamente; y la expectativa es tener para el inicio del ciclo lectivo 2009 por lo menos terminada la planta baja y el funcionamiento general”.

El funcionario observó que “la empresa fue notificada de la rescisión del contrato el martes pasado”, porque “lo que nosotros queríamos liberar el edificio del dominio de la empresa, para reactivar la obra lo más rápido posible”.

Lepez reseño la serie de reuniones mantenidas con la comunidad educativa del colegio y que “incluso hubo manifestaciones de los alumnos, padres y docentes donde mostraban su preocupación por el estado en que se encontraba la obra”.

En este sentido recordó que en marzo de 2007 se labró un acta de neutralización de los plazos porque “en su momento las autoridades de Educación y Obras Públicas no contaban con disponibilidad de fondos necesarios para imputar la continuidad de los trabajos”.

Tras esas reuniones y tras imputar el curso de la obra, la actual gestión de Gobierno ordenó, el 8 de abril último, el reinicio de los trabajos, informó el funcionario pero que “la empresa hace caso omiso, ya que no satisfizo la respuesta que había dado el ministerio de Economía”.

Lepez explicó que los empresarios “tenían algunos reclamos por re determinaciones de precios pero que ni siquiera se estaban tramitando sino que se basaban en suposiciones informales”.

El gobierno provincial, “ante la reiterada negativa de la empresa de reiniciar los trabajos”, aplica las multas correspondientes “hasta que finalmente en agosto se constata el virtual abandono de la obra” y se inicia el trámite legal de rescisión contractual.

La empresa constructora fue notificada de la determinación gubernamental y el Ministerio realizará una constatación “exhaustiva” del estado del lugar y los trabajos que restan para finalizar los trabajos.

El funcionario especificó que las autoridades de los ministerios de Economía, Educación y Obras Públicas “trabajamos conjuntamente y existiría la disponibilidad de que cada Cartera parte del monto necesario para terminar la obra lo aporte la cartera educativa, otra parte estaríamos aportando desde la Administración Central a través del Ministerio de Economía, con alguna partida que podamos conseguir”.

“Inclusive se está hablando con el bloque de legisladores del ARI, porque ellos han producido un ahorro en sus gastos de funcionamiento en el transcurso del año, y podrían poner algunos fondos a disposición, aunque habría que buscarle la forma”, avanzó.

Comentá la nota