Por su abandono el dique Vulpiani casi no recibe visitantes

Según los vecinos de la ciudad, las principales falencias a resolver para que el balneario se encuentre apto son los basurales en el ingreso, el mal estado del camino y la falta de iluminación.
Llega el verano, el termómetro marca temperaturas superiores a los 30 grados y, como todos los años, para aquellas familias que no pueden salir de la ciudad se plantea el mismo dilema: donde ir a pasar el día, a refrescarse, a bañarse. Fuera de las piletas de clubes o sindicatos, la oferta estival gratuita se reduce a tres balnearios públicos: la costanera Río Quinto, Los Filtros y el dique Vulpiani. Este último, sin embargo, se encuentra prácticamente en estado de abandono y llegar hasta el lugar, en tanto, es posible sólo para aquellas personas que cuentan con un vehículo.

A más de siete kilómetros de Villa Mercedes, por la ruta que va hacia la localidad de Las Isletas, un camino árido conduce hasta la entrada del balneario. La “polvareda” y los basurales conformados a los costados de la arteria parecen prolongar distancias y hacen aún menos pintoresco el paisaje.

En el dique, un panorama desértico recibe a los visitantes: los asadores de cemento están derruidos, tachos de residuos rotos y casi cubiertos por las malezas, algunos sectores se encuentran clausurados, no hay sanitarios ni luminarias.

En diciembre pasado, un grupo de vecinos autoconvocados propuso precisamente la reactivación del Vulpiani y sectores aledaños como un corredor turístico, de esparcimiento y donde se pudieran practicar deportes. Un destacamento policial, una capilla y el pavimento de los accesos al paraje completan la lista de pedidos que elevarían a legisladores comunales y de la Provincia.

“No tenemos un espacio a donde ir, tenemos que viajar a otro lugares como El Morro, La Toma, Sampacho, Achiras, teniendo un lugar estupendo”. Las palabras de uno de los vecinos, Osmar Poffo, resumieron la inquietud que los llevó a agruparse para luchar por la revalorización del lugar, actualmente deteriorado.

Por otro lado, entre las principales falencias a resolver para que el balneario se encuentre apto para el provecho de chicos y grandes, los vecinos enumeraron los basurales que se multiplican en el ingreso al balneario, el mal estado del camino y la falta de iluminación.

Comentá la nota