Abandono y controversia de cada verano en la ciudad

Cuando Villafañe lanzó allá por el 2003 públicamente su candidatura a intendente, una de sus prioridades era darle continuidad al proyecto de recreación y el esparcimiento en un sector de la ciudad, como es el camping municipal.
En el año 2004, en una nota publicada por TiempoSur, se precisó que esta obra tendría un costo de 45 mil pesos.

Como cada verano, ha salido a la luz la discusión por el destino final del predio para ver si se concreta o no la tarea.

Es cierto que siempre este camping, estuvo un tanto olvidado dentro de las prioridades de obras del Municipio, en principio, por los altos costos que producía y porque en el lugar donde se iba a situar no se contaba con los servicios básicos, pero Servicios Públicos y el Municipio poco después acordaron instalar el sistema eléctrico.

Cerca en el tiempo

En el 2007, el ex subsecretario de Turismo de la provincia de Santa Cruz, Erico Kahlke, en declaraciones a la prensa, prometió hacerse cargo de la culminación de la obra y llevar adelante el funcionamiento del camping, así como también precisó que había solicitado una audiencia con el intendente Héctor Roquel, para ofrecerle la gestión y así comenzar los trabajos.

Respecto a los planteos del ex funcionario provincial el concejal Lozano también entró en escena para dar su opinión sobre el camping municipal y las ideas del entonces gobierno.

“Más que plantear un traspaso de jurisdicciones, lo que se necesita es conocer claramente cuál es la propuesta del Gobierno Provincial, ya que no basta con expresiones de simple voluntarismo. Todos tenemos en claro que se deben lograr los mejores resultados para la comunidad e indudablemente contar con un Camping Municipal es un objetivo deseado por la Comuna. La actual gestión ha demostrado que para nada desestima las inversiones provenientes de la órbita provincial, como así tampoco los proyectos planteados en administraciones anteriores, y si bien las diferencias políticas existen, éstas nunca se anteponen ya que sería una actitud en desmedro de los vecinos. Esto tampoco implica que no se deban fijar prioridades de acuerdo a las necesidades emergentes de nuestra comunidad, lo que obliga en algún momento a tener que atender ciertos requerimientos por sobre otros que ya se encontraban previstos”, entendió.

Mismo panorama

Lo cierto es que llegó la temporada de verano 2009, y TiempoSur se dirigió al predio del camping municipal, ubicado detrás de la Laguna Ortiz, y se encontró una vez más con el mismo paisaje de hace 5 años, abandono. Las parrillas sin cuidado, unos pocos árboles secos, coirones y la casa de administración del predio inconclusa y oxidada.

Solo rumores

Durante el 2008 los rumores de un posible convenio para ceder el predio al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) fueron muy fuertes, es más, se llegó a abordar el tema en algunos de los encuentros paritarios. El tema estuvo latente pero siempre surge el mismo impedimento la falta de servicios especialmente el de la energía eléctrica.

Sin embargo sobre este último aspecto, en el 2007 se firmó un convenio para dotar de energía eléctrica al camping, por ello el actual secretario de Obras Públicas del municipio Fernando Millapel, expresaba todo su agradecimiento por la resolución del tema. “Fuimos recibidos y conversamos sobre la posibilidad de culminar con la última parte de la instalación eléctrica del Camping Municipal”. Al tiempo remató “…en pocos días podremos contar con la instalación del transformador de energía necesario que nos permitirá, posteriormente, seguir con los pasos previstos para poder trabajar con el sistema de riego en el predio y la propia iluminación de este lugar, dado que es fundamental para encarar las labores.” Lamentablemente estas declaraciones del Secretario nunca se cumplieron.

Obra demorada

En la edición de ayer del Programa La Parada, de Tiempo FM fue entrevistado el secretario de Desarrollo Comunitario, a cargo también de Obras Públicas, Antonio Aguila quien fue consultado sobre el tema del camping. El funcionario señaló que los trabajos en el lugar estaban paralizados desde hace mucho tiempo por la falta de concreción del tendido de energía eléctrica. “Es una pena que no podamos contar con el funcionamiento aun de este importante predio, hemos tenido varias demoras, la principal es contar con el transformador de servicios públicos.”

También recordó que se ha empezado a trabajar para concretar un convenio con el SOEM. “La idea que había era que una vez instalado el equipo de energía, el gremio municipal se haría cargo del lugar y de su explotación, pero esto no se ha concretado.”

Tema pendiente

Como se menciona anteriormente en este artículo ya han pasado muchos años, casi tres períodos municipales y lamentablemente este predio no cumple ninguna función para la ciudad, lo que algunos señalan como una obra netamente de campaña política de un Intendente, parece estar sentenciada por su génesis. Lo cierto es que Río Gallegos es de las pocas capitales del país que no cuenta con un espacio de estas características.

Comentá la nota