Más de 7000 contribuyentes capitalinos regularizaron su situación tributaria

La tercera moratoria de la comuna permitió que más de 7000 evasores acuerden un plan de pago. La Contribución inmobiliaria fue la más requerida por los vecinos .
Más de 7000 vecinos del Departamento Capital regularizaron sus deudas con la Municipalidad en la moratoria que la administración comunal lanzó a finales del año pasado.

NUEVA RIOJA accedió en forma exclusiva a las cifras preliminares que arrojó la moratoria impositiva que el Gobierno municipal lanzó en octubre de 2008 y que terminó el 16 de enero pasado.

Las cifras definitivas recién se conocerán en las próximas semanas, porque los equipos técnicos de la Dirección de Rentas municipal continúan trabajando en la carga de los datos y en el análisis de los resultados de los mismos, quedando pendiente sumar los resultados de la tasa de cementerios y algunos casos de las otras tasas que componen el esquema impositivo municipal.

Contribución inmobiliaria

El mejor resultado de la moratoria lo concretó la contribución inmobiliaria.

2533 vecinos decidieron cancelar deudas que se habían generado durante el año 2008. Mientras que otros 2387 contribuyentes de la Capital optaron por diferentes sistemas para cancelar las deudas generadas en los últimos años, anteriores a 2008.

Finalmente, 918 vecinos se sumaron a diferentes planes de pago en cuota que les ofreció la comuna riojana.

La contribución inmobiliaria es la tasa con uno de los niveles de evasión más altos en la ciudad.

La última cifra oficial de la comuna precisaba que no la estaban pagando el 80 por ciento de los poco más de 57 frentistas que la ciudad tiene identificados. Es por ello que los más de 5800 contribuyentes que buscaron algún mecanismo para cancelar las deudas fueron muy celebrados por el Palacio municipal.

Sin embargo, el nivel de evasión continúa siendo altísimo. Es por ello que se considera que la aplicación del nuevo sistema de digitalización del catastro, que lleva adelante la empresa AARI, puede resolver esta situación. Esa es la expectativa del municipio para este 2009

Otros

Otro de los datos que deja el análisis de las cifras preliminares es que los vecinos también intentaron cancelar sus deudas por la tasa de rodados.

700 vecinos de la Capital se acercaron hasta las oficinas de Rentas municipal para acordar un plan de pago de las deudas generadas.

En la mayoría de los casos se trató de contribuyentes que tenían problemas por motocicletas de su propiedad.

Por su parte, en lo que tiene que ver con el cobro de la tasa de inspección sanitaria, 250 comerciantes y empresarios se presentaron ante el municipio para acordar un plan de pago.

Finalmente, en las próximas semanas se conocerá cuál será el resultado final de la moratoria, resta conocer cuántos vecinos se sumaron al plan de pagos para cancelar cuotas de la tasa de cementerio.

Esta última es una de las tasas que mayor nivel de evasión tiene, según se informó a la prensa desde el área de cementerios en el año 2008.

Antecedente

La decisión de lanzar la tercera moratoria municipal desde que Ricardo Quintela llegó a la intendencia en diciembre de 2003 tuvo una causa principal: en los últimos meses la recaudación municipal había sufrido una fuerte caída, situación que impacto de manera directa en las siempre flojas arcas comunales.

En los primeros meses de 2008, cuando el conflicto entre el Gobierno nacional y el sector agropecuario enfrentaba su peor momento, la caída en las principales tasas municipales llegó hasta el 40 por ciento y causó profunda preocupación en los miembros del gabinete del intendente Quintela.

En este contexto fue que los concejales capitalinos aprobaron un incremento en las tasas destinadas a los alimentos, buscando que el municipio pueda levantar su recaudación impositiva.

Las claves

80 %: Era el nivel de evasión en la contribución inmobiliaria antes de la aplicación de la moratoria. Casi 6000 vecinos solucionaron sus deudas, sobre un total de 57.000 contribuyentes que se estima tiene la ciudad Capital.

Causa: La tercera moratoria impositiva lanzada por la administración municipal desde que Ricardo Quintela llegó a la intendencia, tiene una causa principal: durante el año 2008 se notó una notable baja en la recaudación, especialmente durante el conflicto con el sector agropecuario, cuando llegó a caer hasta un 40 por ciento.

Catastro:El Gobierno municipal apuesta a una mejora en la recaudación. La clave para ello sería la implementación del nuevo sistema de catastro digital, que ya fue otorgado por un decreto municipal a la empresa cordobesa AARI, y en el cual implicaría un relevamiento de todos los contribuyentes que existen en la ciudad, y que en muchos casos no fueron detectados.

EL DATO: bº Evita

Fuentes municipales dejaron trascender que existe mucha preocupación por la situación del asfaltado de las calles de Barrio Evita.

La intención sería que en el próximo plan de asfaltado que lanzaría la comuna, se incluya a este barrio como una de las prioridades del Estado municipal, que en esta caso intervendrá a través de la Secretaría de Obras.

Comentá la nota