Más de 4.500 personas asistieron a la clásica degustación de Zuccardi

Con este, son diez años consecutivos en que la conocida empresa organiza el evento que reunió mayoritariamente a jóvenes y extranjeros.
Más de 4.500 personas disfrutaron hoy de la degustación que, como todos los años, organiza la bodega Familia Zuccardi de Maipú.

Con el pretexto de presentar los casi 40 varietales distintos de la marca, la puesta en escena reunió tango electrónico -con Altertango como broche de oro-, y gastronomía, que se complementaron con la presentación de los vinos, todo en un espacio abierto que invitaba al relax.

Con este, son diez años consecutivos en que la conocida empresa organiza la degustación que reunió mayoritariamente jóvenes y extranjeros.

José Alberto Zuccardi, hijo del fundador, quien dirige desde 1985 la empresa donde trabajan 500 personas en forma permanente, dijo "haber superado sus expectativas", y aseguró la continuidad del convocante evento.

Buenos vinos, tango y distensión

En principio la degustación anual de Zuccardi había sido pautada para el sábado pero, debido a las bajas temperaturas que se registraron ese día, la reunión debió esperar hasta el domingo. Un sol radiante fue el marco en el que se desarrolló el acontecimiento, que arrancó a las 10 y cerró a las 18 con la música de los mendocinos Altertango.

En el medio hubo desde clases de tango a cargo de Enzo de Luca, música de la Nueva Guardia, Natalio Faingold y Rodolfo Castagnolo a degustación de vinos y aceite de oliva. Pero también los visitantes tuvieron la oportunidad de probar, bajo la sombra de los parrales, una extensa variedad de quesos y fiambres artesanales.

Debido al furor que el vino despertó en los últimos años en los más jóvenes, las carpas en las que se presentaron los varietales estuvieron marcadas por la presencia de éstos, además de los extranjeros que aprovecharon la ocasión para recorrer la bodega maipucina.

Los invitados disfrutaron de variedades de vinos entre "tranquilos, espumantes y fortificados", según apuntaron los organizadores.

Las degustaciones de la bodega Familia Zuccardi se convirtieron en un clásico con el correr de los años pero, además, en un antecedente mundial en torno a experiencias diferentes relacionadas con el vino.

Así quedo certificado en el 2007 cuando la bodega Zuccardi fue elegida la mejor del mundo en la categoría Experiencias Relevantes del Turismo del Vino. En ese año se superó los 45 mil visitantes.

Comentá la nota